12 de marzo de 2020 00:00

Guías nativos de la comuna Chigüilpe, recibirán clases de inglés por dos meses

Durante el curso de inglés, los guías interactúan con turistas extranjeros para familiarizarse con la pronunciación. Foto: Juan Carlos Pérez para EL COMERCIO

Durante el curso de inglés, los guías interactúan con turistas extranjeros para familiarizarse con la pronunciación. Foto: Juan Carlos Pérez para EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 2
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1
María Victoria Espinosa
Redactora
(F - Contenido Intercultural)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Los guías nativos del centro cultural Mushily reciben dos horas diarias de inglés, desde la semana anterior.

Ellos buscan aprender oraciones básicas para interactuar con los turistas extranjeros, que visitan la comuna Chigüilpe, en Santo Domingo.

Kennedy Pinargote es el instructor de inglés. Él es estudiante del quinto semestre de la carrera de Licenciatura en Idiomas con mención en Inglés, de la Universidad Laica Eloy Alfaro de Manabí.

El instructor señaló que el curso con los tsáchilas durará dos meses y es gratuito. “Es una forma de practicar las metodologías que aprendo en clases y de aportar a la sociedad”.

Pinargote es oriundo de Santo Domingo, pero estudia en Manta, tras haber ganado la beca Eloy Alfaro. Él aseguró que uno de sus proyectos es realizar la tesis de su licenciatura en una comunidad tsáchila.

El curso de inglés durará dos meses, que es el período en el que Pinargote está de vacaciones. Pero la idea es que el curso se retome cada seis meses.
Mientras, los tsáchilas deberán practicar lo aprendido en clases con los turistas y autoridades que visitan la comuna.

Por eso, la metodología del instructor consiste en enseñar a los tsáchilas no solamente la traducción y pronunciación, sino también la construcción de diálogos que puedan utilizarse en la vida cotidiana.

En una libreta, los guías nativos escriben una oración y la traducen en un lenguaje formal y en otro más informal o con modismos.

Abraham Calazacón, líder del proyecto cultural Mushily, afirmó que están agradecidos de que los jóvenes se interesen por la cultura ancestral.

El año anterior, los tsáchilas ya habían recibido un curso de inglés como parte de unos talleres gratuitos que impartía la Prefectura de Santo Domingo.

Sin embargo, Calazacón afirmó que el inglés es un idioma complicado y que solo aprendieron las palabras básicas como el saludo, despedida o preguntas cordiales.

Pero que es difícil explicar las costumbres y tradiciones a los extranjeros. Por eso, utilizan el lenguaje no verbal para transmitir una idea. Pero si el turista no tiene un traductor o habla español es difícil que el mensaje llegue completo.

Por eso, el contenido de las clases de este mes será sobre cómo tratar al turista durante la fiesta Kasama, que se desarrollará entre el 9 y 11 de abril, durante el feriado de Semana Santa. Para esa fiesta los tsáchilas realizarán el ritual del nepi (ayahuasca), una bebida alucinógena para conectarse con la naturaleza y los ancestros.

Ese tipo de actividades ha atraído al turista extranjero. El año anterior, al menos 20 turistas de Estados Unidos y Europa visitaron Santo Domingo para la fiesta Kasama.

Los turistas que llegaron, a través de agencias, tuvieron traductores. Sin embargo, la guianza fue complicada.

Este año, con las nuevas clases de inglés se espera brindar una mejor atención a los visitantes, señaló la guía nativa Miriam Calazacón.

Además de ese nuevo idioma, los guías, los niños y jóvenes han recibido otros cursos para aprender sobre sus costumbres y tradiciones nativas.

Una de esas son las técnicas para la construcción de cabañas con pambil, caña guadúa o agria y paja toquilla.

Igualmente, aprenden sobre la buena elaboración de platos típicos como el ayampaco de pescado, la preparación del mali o del malá (chicha de maíz fermentado).

Estas clases concluirán en abril, cuando se terminen las vacaciones escolares.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (1)