4 de mayo de 2020 14:06

El generoso gesto de un cliente para ayudar a un restaurante en medio de la pandemia del coronavirus

Un hombre que se acercó a un restaurante de Austin (Texas) el primer día que abrió sus puertas tras permanecer cerrado por la pandemia del covid-19, pidió al mesero que le cobre el doble de su factura y dejó una generosa propina. Foto: Pikrepo.

Un hombre que se acercó a un restaurante de Austin (Texas) el primer día que abrió sus puertas tras permanecer cerrado por la pandemia del covid-19, pidió al mesero que le cobre el doble de su factura y dejó una generosa propina. Foto: Pikrepo.

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 3
Contento 2
Redacción Elcomercio.com

"Cóbrame el doble por todo", le dijo un comensal a Josh Pikoff, un joven de 18 años que trabaja como mesero en el restaurante Frog & The Bull ubicado en Austin (Texas). Atónito porque nunca había recibido una solicitud similar, el trabajador solicitó la asistencia del propietario del local quien narró en declaraciones a CNN el generoso gesto del cliente en el primer día que el local abrió las puertas tras verse obligado a cerrar por la pandemia del covid-19. 

David Fernández, propietario del restaurante relató a CNN que el hombre acudió al restaurante con su familia. No era la primera vez que lo visitaba. Ordenaron el pasado viernes 1 de mayo del 2020 un filet mignon, vieiras, bistec a la parrilla y otros productos. El valor de la cuenta ascendió a los USD 337. 

Tras recibir una primera factura, el cliente llamó a Pikoff y le pidió que le cobrara el doble. Una vez que Fernández se acercó a la mesa para constatar la solicitud, el hombre insistió. Poco tiempo después, recibió su cuenta actualizada. 

Además de pagar más del valor indicado en la carta, el comensal dejó una propina de USD 300 para el mesero que lo atendió y autorizó que se cobren otros USD 1 000 más como propina "para la casa". 

En declaraciones a CNN, Pikoff contó que el cliente dijo "que estaba extremadamente agradecido de que hubiéramos abierto y nos pusiéramos en riesgo para servir a la comunidad". Fernández, por su parte, aseguró que "realmente no sabía qué decir. Fue extremadamente generoso y me impresionó mucho".

El restaurante en el que ocurrió este particular suceso no tenía ni cinco meses de haber abierto sus puertas cuando la crisis del covid-19 lo golpeó. Al verse obligado a cerrar temporalmente, Fernández tuvo que despedir a la mayoría de sus empleados

The Frong & The Bull, se reinventó durante la cuarentena y se mantuvo funcionando con un menú de comida para llevar y de entrega a domicilio. Sin embargo, su propietario reconoció al medio que tanto él como su personal estaban "luchando por sobrevivir, literalmente de nómina a nómina", asegura CNN. 

La orden de confinamiento en el estado de Texas se levantó el jueves 30 de abril del 2020. El viernes 1 de mayo los restaurantes volvieron a abrir sus puertas y si bien Fernández estaba emocionado no esperaba recibir un gesto tan bondadoso de parte de un cliente. 

Y es que una de las reglas que tienen que seguir los restaurantes para funcionar es operar con una ocupación máxima del 25% de su aforo total. "Tenemos un esquema de asientos muy estricto que se pensó para mantener a las personas seguras", aseguró el propietario del local. 

El dinero que entregó el cliente, según dijo Fernández a CNN, le servirá para ponerse al día con sus facturas. El propietario aseguró que la próxima vez que el hombre se acerque a Frog & The Bull, él personalmente se asegurará de que esté bien atendido.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)