Al menos 1 muerto al derrumbarse un edificio de apar…
Militares decomisan 52 000 municiones en zona fronte…
Podcast: Entérese con EL COMERCIO, 24 de junio del 2021
Tres ejes tuvo el primer mes del gobierno de Guillermo Lasso
Equilibrar el trabajo desde casa, desafío de empresa…
Un 50% de casos de dengue se registra en chicos de hasta 14
La ocupación de UCI aún supera el 80% en los hospita…
David Grijalva: ‘Enfrentar al covid nos vuelve…

Las fotos del antes y el después del primer día de clases de una niña escocesa se hacen virales

La pequeña de cinco años, Lucie junto a su madre Jillian Falconer. Foto: Tomada de Barrheadnews

La pequeña de cinco años, Lucie junto a su madre Jillian Falconer. Foto: Tomada de Barrheadnews

La pequeña de cinco años, Lucie junto a su madre Jillian Falconer. Foto: Tomada de Barrheadnews

El primer día de clases puede significar para los pequeños un momento de alegría por el reencuentro con amigos. O también puede ser estresante por tener que madrugar y cumplir nuevamente con las tareas escolares.

Pero para Lucie, una niña de cinco años, de Escocia significó volverse viral por unas fotografías que su madre, Jillian Falconer, compartió en sus redes sociales. Ella publicó las imágenes del antes y el después de Lucie en su primer día de clases.

En la primera imagen, tomada antes de ir a la escuela, se ve a la niña impecable. Con el uniforme perfecto, el cabello peinado con una vincha y una amplia sonrisa en su rostro. Mientras que la foto del retorno a casa muestra a Lucie con un gesto de insatisfacción, el cabello alborotado, la vincha a punto de caerse. El saco no cubre su hombro izquierdo y una de sus medias está casi por el tobillo. Una mochila de unicornio es cargada por la menor solo de uno de los tirantes.

Lucie antes y después de su primer día de clases. Foto: Jillian Falconer

Según recoge la BBC, la madre le preguntó a la pequeña cómo estuvo su día, a lo que ella respondió “no hubo mucho”. Una contestación totalmente contraria a su aspecto por lo que Falconer quiso compartir las fotos para que otras personas también puedan divertirse con ellas.

La madre sabía que la niña se negaría a ser fotografiada nuevamente con el aspecto que traía, así que cuando bajó del auto aprovechó para capturar la instantánea. Las fotografías y la historia le resultaron tan graciosas que decidió enviarlas al diario local, el Barrheadnews. Este asegura que la publicación de Falconer registra 11 000 compartidas, 5 000 comentarios y 7 000 likes.