Certificados de vacunados en el exterior sí son váli…
Carnaval de Río 2022 tendrá más de 500 comparsas callejeras
Secuestradores de misioneros exigen USD 17 millones …
Grupo intenta robar un banco en México con una bomba falsa
Ecuador y EE.UU. ampliarán la cooperación en segurid…
Dos mujeres que lucharon contra el cáncer de mama cu…
Estados Unidos suspendió temporalmente la renovación…
Un buzo encuentra una espada de hace 900 años en el …

Un feriado para degustar los platillos típicos del país

En la sierra se pueden encontrar recetas hechas a base de carne  de cerdo, res o pollo. Las guarniciones son papa, choclo, tostado o arroz. Foto: Patricio Terán/ EL COMERCIO.

En la sierra se pueden encontrar recetas hechas a base de carne de cerdo, res o pollo. Las guarniciones son papa, choclo, tostado o arroz. Foto: Patricio Terán/ EL COMERCIO.

La costa se caracteriza por introducir en sus recetas mariscos frescos como concha, camarón o pescado y acompañarlos con productos de verde. Foto: Patricio Terán/ EL COMERCIO.

Los feriados no solo se utilizan para salir de la ciudad, relajarse y distraerse. También se pueden aprovechar para degustar de la gastronomía típica de las regiones del país.

Sierra, Costa, Amazonía y Galápagos. Cada región presenta gran versatilidad de productos que mediante técnicas culinarias crean platillos únicos que conquistan paladares nacionales y extranjeros.

Para el director de Culinary Art School, Juan Carlos Fernández, Ecuador es un país que no tienen nada que envidiarle a otras regiones y los turistas deben aprovechar, valorar y consumir sus alimentos.

Él destaca que, en este Carnaval, las visitas a diferentes partes de la Sierra como Ambato, Ibarra, Guaranda, Loja, Riobamba, Cuenca e incluso Pichincha son la excusa perfecta para probar una típica fritada, elaborada a base de carne de cerdo, adobada únicamente con cebolla, ajo y comino.

Al platillo tradicional se le complementa con tortillas, tostado, maduro, mote, choclo, aguacate, queso y encurtido de cebolla y tomate. “Las tortillas deben estar hechas con papa chola para conseguir mejor sabor y textura”, enfatiza.

En la sierra se pueden encontrar recetas hechas a base de carne de cerdo, res o pollo. Las guarniciones son papa, choclo, tostado o arroz. Foto: Patricio Terán/ EL COMERCIO.

Otra delicia serrana que el chef destaca es el ambateñito, receta elaborada con chorizo, huevo frito, tortillas y cebollas, un tanto similar a las clásicas chugchucaras. En este platillo, las guarniciones varían entre canguil, cuero reventado o empanadas pequeñas.

El caldo de pata, por su parte, es una receta que incluso abarca costumbres, recuerdos, sabores y aromas familiares. Hay que tomar en cuenta que su preparación original lleva pata de res, mote, orégano y un refrito de cebolla blanca.

Otra alternativa imperdible, para quienes visiten la Sierra, es el seco de chivo, que lleva, tradicionalmente, cerveza o chicha para mejor fermentación y sabor, también cebolla a la brasa y se acompaña con pasta de tomate y naranjilla.

En los platillos de la Costa, en cambio, se destaca el uso, sin duda, de mariscos frescos para crear el típico encebollado o cebiches, acompañados por patacones, chifles, arroz o pan.

En el Oriente ecuatoriano se puede degustar de pescados de río con yuca, envueltos en hojas de verde y cocinados al vapor del carbón.

“El ají, ya sea de tomate, de chochos, de maní o de otros productos, es el acompañante típico por excelencia de la gastronomía ecuatoriana.

Fernández destaca que, a pesar de que la cocina de vanguardia se introduce cada vez más en el país, no hay que perder la esencia de las preparaciones e incluso el emplatado característico de estas recetas del Ecuador.

Suplementos digitales