Gasolineras de Ibarra desabastecidas de combustibles…
Alianza de DD.HH. dice que desconoce el paradero de …
Ministerio de Educación abrió 18 bibliotecas
ANT refuerza seguridades informáticas de su sistema AXIS
La Asamblea recibiría antes del feriado el proyecto …
Indígenas mantuvieron movilización en la Sierra Centro
IMP evalúa el costo de reparaciones en el Centro His…
¿Quién era alias ‘Shakira’, relacionado al crimen de…

650 familias se inscribieron para adoptar a los cuatro perros del GIR

Imagen referencial. Los cuatro perros que se jubilan permanecen en Pomasqui, en las instalaciones policiales. Foto: Archivo/ EL COMERCIO

Imagen referencial. Los cuatro perros que se jubilan permanecen en Pomasqui, en las instalaciones policiales. Foto: Archivo/ EL COMERCIO

Imagen referencial. Los cuatro perros que se jubilan permanecen en Pomasqui, en las instalaciones policiales. Foto: Archivo/ EL COMERCIO

650 familias se postularon para dar un nuevo hogar a los cuatro perros policías del Grupo de Intervención y Rescate (GIR) que se jubilan tras haber cumplido con su labor. Los canes, de ocho años de edad, llegaron al país desde Holanda, aunque fueron entrenados en las instalaciones del GIR. 

Tras su entrenamiento, los perros sirvieron en labores de búsqueda y rescate de personas con vida sepultadas bajo escombros y estructuras colapsadas. Algunos estuvieron trabajaron en el rescate de sobrevivientes del terremoto de Manabí en el 2016, entre otros misiones.

Los perros que buscan una nueva casa se llaman Cobra, Ares, Rocky y Vito. Gozan de buena salud y son dos pastores alemanes, un pastor milinois y un pastor holandés.

Desde el GIR cuentan que la herramienta principal de trabajo de estos canes es el olfato, y luego de ocho años les llega la hora de jubilarse, pues este sentido, que es clave para las tareas que realizan, disminuye desde esa edad. 

Los perros son dados en adopción para que puedan gozar de una nueva vida en un hogar donde estén cuidados y reciban mucho cariño. Estas razas tienen una esperanza de vida de entre 15 y 18 años

Cobra, Ares, Rocky y Vito serán entregados a sus nuevas familias en una ceremonia. Fotos: cortesía Policía Nacional.

Las 650 personas que se postularon a través del formulario que se había habilitado están a la espera de obtener el visto bueno para saber quiénes se llevarán a casa a los efectivos de cuatro patas.

Serán las personas que sirvieron como guías de Cobra, Ares, Rocky y Vito, quienes realicen una preselección de 16 personas, luego se quedarán con ocho y al final se definirán las cuatro afortunadas familias. 

El personal del GIR revisa con atención las fotos que los postulantes debían enviar sobre el espacio que destinarán en sus viviendas para el can. Además deben permitir que los guías visiten la propiedad una vez al año para constatar el estado de la mascota.

Los perros serán dados de baja en una ceremonia antes de ser entregados a sus nuevas familias. 

Suplementos digitales