En suspenso disputa entre comercio formal e informal…
México aplica dosis extra a mayores de 60 pero desca…
Presupuesto 2022 del Municipio de Quito será de USD …
Fisco cerrará el año con menor déficit
Cadena perpetua para padrastro y madre por feminicid…
Abogado de Nelson Serrano pide a EE.UU. tramitar dos…
En la terminal terrestre de Tulcán se reforzarán controles
Joven agredido durante gresca en Quito no falleció

Fabián Patinho vuelve al mundo de la dramaturgia con la obra ‘El Ciudadano’

Gonzalo Estupiñán interpreta a El Ciudadano, un superhéroe con Síndrome de Savant. Foto: Cortesía Estudio de Actores.

El Ciudadano es un superhéroe caído en desgracia. Después de cometer un error y perder al amor de su vida se aísla del mundo. En medio de la soledad en la que decide vivir se pregunta cuál es su papel en la sociedad y qué es realmente la justicia.

Este personaje, cuyo nombre de pila es J, es el protagonista de ‘El Ciudadano’; la obra fue escrita por el dramaturgo Fabián Patinho y se presenta hasta el próximo 6 de noviembre del 2021, en la sala del Estudio de Actores (Manabí y Benalcázar), centro de Quito.

El encargado de interpretar a El Ciudadano es el actor Gonzalo Estupiñán. A través de él, el público podrá conocer más de este superhéroe que vive con Síndrome de Savant, una afección en la que una persona con discapacidades mentales significativas demuestra ciertas habilidades.

Patinho cuenta que comenzó a escribir el texto de la obra durante la cuarentena, pero que no es un texto pandémico. “Es una historia -dice- que aborda la ruptura emocional de un superhéroe, que intenta seguir con su vida normal de ciudadano, mientras se llena de cuestionamientos”.

El Ciudadano se pregunta por qué se hizo superhéroe, cuáles son sus conceptos de justicia, si es un justiciero o un verdugo, o qué es lo que significa tener un mundo mejor para todos.

Patinho agrega que la historia indaga sobre lo que significa realmente ser un ciudadano, ser parte de una ciudad y vivir en medio de derechos, pero también de deberes. “Planteo un juego irónico a través de la vida de este superhéroe, porque él es alguien que vigila, pero al que también vigilan”.

La obra cuenta con la dirección de Estupiñán, el diseño de vestuario y puesta en escena de Daniela Sánchez y el diseño musical de Nelson García.

Suplementos digitales