13 de diciembre de 2019 00:00

La exposición ‘La tierra del guasango’ indaga en lo ancestral

El colectivo Mujeres mirando exhibirá fotos y un mapa waorani. Foto: cortesía.

El colectivo Mujeres mirando exhibirá fotos y un mapa waorani. Foto: cortesía.

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 2
Sorprendido 0
Contento 1
Alexander García
Redactor
agarciav@elcomercio.com
(F-Contenido Intercultural)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Enlazar el arte, la tradición y el territorio de comunidades amazónicas y de la península de Santa Elena es el propósito de la exposición ‘La tierra del guasango: autonomía, cuerpo y voz’. La muestra se abre este sábado 14 de diciembre del 2019 en el Museo Amantes de Sumpa, de Santa Elena.

Se trata de una exhibición donde poblados de raíces indígenas y artistas se unen “en una mirada al ser comunitario, a sus infalibles redes de apoyo, al sentido que tiene el territorio para la identidad”, según apunta la curadora de la muestra, Matilde Ampuero.

El colectivo de fotógrafas amazónicas Mujeres mirando, integrado por mujeres del pueblo waorani y kichwa amazónico, presentará una galería fotográfica sobre la cotidianidad del pueblo waorani. Mostrarán sus formas de vida, cultura y relación con el territorio.

Mujeres mirando exhibirá además como objeto-instalación un mapa sobre el territorio waorani tejido sobre un soporte de corteza de árbol, con semillas y colmillos, y su relación con los tagaeri, pueblo no contactado de la selva.

Manuela Ima, fotógrafa y presidenta de la Asociación de Mujeres Waorani del Ecuador, habla de un pueblo “fuerte, sin miedo, que busca vivir libremente al natural”, y escuchar a diario a los animales. “El territorio para mí es la madre más querida, que debemos defender todos: niños, hombres y mujeres”.

“Hay toda una reflexión sobre el territorio como identidad en la muestra”, dice Ampuero. Respecto de Santa Elena, “la lengua se perdió, el vestuario se adaptó al occidental, pero el territorio es identidad y está relacionado con lo que es ser comunal”.

La exhibición incluirá además talleres y una feria de dos días. “El objetivo de la muestra es contarle a la gente el valor del ser comunitario, como un espacio solidario, de apoyo mutuo de una familia extendida”, agrega Ampuero.

El título de la exposición juega con la fuerza y resistencia de la madera del árbol del guasango, “que crecía desde el norte de Manabí hasta Tumbes y que casi desapareció por su explotación para madera”. En un guasango que se encuentra en el patio del museo, Juan Pablo Ordóñez realizará una performance colgando del árbol.

En un tronco de guasango está tallado el tótem ceremonial huancavilca del recibidor del Museo Municipal de Guayaquil. El Museo Amantes de Sumpa tiene su propio tótem de guasango que dominará un escenario que alude a la idea del lugar donde se encontraron las piezas: el Cerro Los Santos, en la cordillera Chongón-Colonche.

Una tercera talla, que aludiría también al culto a la fertilidad, ha sido replicada en una escultura y formará parte de la instalación ‘Espantapájaro, un muñeco mágico del cerro de los Santos’ de Eduardo Jaime.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (1)