25 de abril de 2017 23:37

Una exposición de fotografías tomadas con una lata se presenta en Quito

Santiago Fernández expone sus fotografías en la galería de arte El Arrebato, hasta el 30 de abril. Foto: Eduardo Terán/ EL COMERCIO

Santiago Fernández en el cuarto oscuro donde revela las fotografías que expone en la galería de arte El Arrebato, hasta el 30 de abril. Foto: Eduardo Terán/ EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 2
Contento 4
Unidad de Noticias

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Fotografías tomadas a través de una lata, en pleno siglo XXI, eso es lo que Santiago Fernández hace desde hace tres meses y lo expondrá en la galería de arte El Arrebato, en el norte de la capital, hasta el 30 de abril.

Varias latas de cerveza, con un pequeño orificio, del diámetro de una aguja y un papel fotosensible, son lo único que se necesita para desarrollar la técnica de fotografía estenopeica, que es considerada una de las primeras en el mundo de la fotografía.

“Me nació la idea porque la fotografía ha evolucionado mucho, pero no me gustaría que se pierdan estas técnicas”, comentó Fernández.

Explica que para realizar una fotografía, el primer paso es tener una caja oscura, en este caso una lata; luego le realiza el orificio con la ayuda de una aguja y en el interior coloca un papel especial, que será en donde se impregne la imagen. “Dejamos que la luz ingrese por unos minutos a través del huequito y luego en un cuarto oscuro, utilizando el revelado análogo, obtenemos un negativo de la fotografía”.

Santiago Fernández realiza fotografías con una una lata. Foto: Eduardo Terán/ EL COMERCIO

Santiago Fernández realiza fotografías con una una lata. Foto: Eduardo Terán/ EL COMERCIO

En la casa de su madre armó su propio cuarto oscuro, allí lleva lo que ha tomado con su cámara de lata y sin que le dé ni un segundo de luz, saca el papel y lo coloca en tres tinas, en las que se encuentran químicos que hacen que la imagen vaya imprimiéndose en el papel.

“Con la ayuda de una luz, corrijo el negativo y le coloco sobre otro papel especial, allí se obtiene ya una fotografía, obviamente a blanco y negro”, comentó.

En su exposición se observan parques y edificaciones antiguas de la capital y está abierta a todo el público que disfruta del arte. También brinda talleres para quienes estén interesados en dejar la cámara digital y deseen aprender a hacer fotos de la manera más antigua.

“Esta exposición no ha sido fácil, pues en conseguir todos los materiales que se usaban antes para hacer una foto me he tardado casi un año”, señaló.

Fernández piensa iniciar un nuevo proyecto, enfocado en la técnica de solarización, es decir colocará sus pequeñas cámaras y las dejará expuestas a los rayos del sol durante 6 meses en varios puntos de la ciudad. “Es algo loco, pero vamos a ver qué tal nos sale”, dijo.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)