17 de octubre de 2017 16:11

Una exposición del colectivo Preludio se toma edificio patrimonial de Guayaquil

Entramado de cuerdas, parte de la instalación de Paúl Quimí en el marco de la exhibición ‘La distancia’, muestra del colectivo Preludio en el antiguo edificio de Diario El Telégrafo. Foto: Enrique Pesantes / EL COMERCIO

Entramado de cuerdas, parte de la instalación de Paúl Quimí en el marco de la exhibición ‘La distancia’, muestra del colectivo Preludio en el antiguo edificio de Diario El Telégrafo. Foto: Enrique Pesantes / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 2
Sorprendido 0
Contento 3
Alexander García

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

La memoria, la noción de ficción y de conspiración marcan una muestra de artes visuales transmedia que se toma cuatro plantas del antiguo edificio de Diario El Telégrafo, en el centro de Guayaquil, en un despliegue de medios como la pintura, la escultura, la instalación, el videoarte y el perfomance.

En ‘La distancia’, el colectivo Preludio, integrado por estudiantes de la Universidad de las Artes (UArtes), apuesta por crear “un ambiente de suspenso, introducir relatos, versiones personales de los hechos” en el icónico edificio patrimonial, ahora administrado por la Universidad y en espera de una intervención.

La exposición de ocho artistas del taller, estudiantes de último curso de la carrera de artes visuales de la UArtes, permanecerá abierta con ingreso gratuito hasta el próximo 26 de octubre del 2017.

En la pieza de Paúl Quimí, el artista usa su experiencia como bailarín de folclor, para crear una instalación con un entramado de cuerdas por las que invita a entrar a los visitantes –a practicar su propia coreografía- para llegar a la habitación donde exhibe trajes de danza folclórica. La pieza habla sobre un personaje ausente, cuya silueta aparece bailando en una proyección en otra de las habitaciones, en una danza folclórica de invención del propio artista.

Carlos Figueroa expone como una misma obra dos pinturas, pedazos de esculturas, una instalación con objetos y fotografías, y un performance con una violinista. Foto: Enrique Pesantes / EL COMERCIO

Carlos Figueroa expone como una misma obra dos pinturas, pedazos de esculturas, una instalación con objetos y fotografías, y un performance con una violinista. Foto: Enrique Pesantes / EL COMERCIO

Sandy Sánchez presenta una serie de dibujos tejidos con hilo sobre tela y enmarcados en vidrio, en los que muestra por un lado visiones de la ciudad sobre el contorno de roedores, y por el otro lado se convierten en una suerte de monstruosidades. La artista también presenta dos esculturas que atienden a ese concepto.

“Estamos saliendo de la universidad, creemos que tenemos una obra que luego de cinco años ha alcanzado madurez, una obra que indaga en temas personales, investigaciones íntimas que resolvemos a través de diversos medios”, indicó Carlos Figueroa.

El título de la exhibición alude a la distancia que el colectivo pretende tomar con respecto a las tendencias artísticas predominantes en la ciudad, explicó Figueroa, quien expone como parte de una misma obra dos pinturas, pedazos de esculturas, una instalación con objetos y fotografías, además de un performance con una violinista.

Entre los artistas participantes están también Daya Ortiz, Ricardo Fernández, Ricardo Jordán, José Pinto y Lisbeth Carvajal.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)