3 de noviembre de 2020 00:30

La experiencia del restaurante llega a la casa; cenas especiales a domicilio

Gran parte de los empaques son de cartón o almidón, para evitar contaminación

Gran parte de los empaques son de cartón o almidón, para evitar contaminación. Foto: Cortesía Hotel Casa Gangotena

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 7
Ana Cristina Alvarado

Con la pandemia nació una nueva modalidad de servicio gastronómico. Consiste en enviar cenas especiales a domicilio. Para ello, chefs han diseñado menúes que puedan empacarse sin perder sus características. Además, que sean fáciles de calentar y emplatar.

El chef Mauricio Artieda, el Hotel Casa Gangotena y el Hotel Mama Cuchara tienen varias propuestas. Cuando se inició la crisis sanitaria, Artieda emprendió con una línea ‘gourmet’ empacada al vacío, para Loja.

Si los comensales no podían acudir a los restaurantes, entonces la comida llegaría a ellos. Artieda tiene tres productos: ‘filet mignon’ en salsa de hongos, pollo con salsa de peras y costillas de cerdo en barbacoa. Además, cada 15 días lanza un plato no tan elabo­rado, como fajitas, pasta o comida peruana.

Los menúes llegan con instrucciones en video para conocer cómo calentarlos y emplatarlos. “El cliente se involucra con el terminado del plato. También es crear experiencias”, dice Artieda.

Una de las claves de la aceptación de esta propuesta, dice, es que el menú se basa en favoritos de los lojanos de un restaurante que dirigía antes de dedicarse a la docencia.

Mikuy, del Hotel Casa Gangotena, lleva a domicilio platos preparados con técnicas de alta cocina. El servicio incluye instrucciones y recomendaciones para servir y emplatar.

“Queríamos crear una experiencia gastronómica única y diferente para quienes gustan del ‘fine dining”, cuenta María Fernanda Barriga, chef que lidera el proyecto. El objetivo es que la experiencia sea amigable para el cliente, aunque las técnicas sean complejas.

El hornado y el seco de chivo son los ‘best-sellers’. No obstante, los comensales se están arriesgando a pedir platos que normalmente pasarían desa­percibidos, como el ragú de hongos, por ejemplo.

Los clientes, asimismo, reciben consejos sobre cómo montar la mesa, con qué bebidas acompañar la comida e ­incluso qué ‘playlist’ de música escuchar.
El Hotel Mama Cuchara también creó una propuesta para disfrutar de la gastronomía a domicilio. Se trata de un maridaje de vinos con un menú de tres tiempos.

La entrada es un salpicón de mariscos con un vino blanco de uva macabeo. Le sigue un carpaccio de lomo, maridado con un tinto con crianza. El postre es un volcán de chocolate relleno de chocolate fino de aroma con un espumante rosa italiano.

El maridaje se puede realizar con la guía de un video ­pregrabado o con una videollamada con el ‘sommelier’ Ronald Benavides.

“Cuando es en vivo, los comensales conversan con el ‘sommelier’ sobre el vino que más les gustó y lo que sintieron en la degustación”, relata Emilia Maldonado, organizadora de eventos del establecimiento.

Maldonado dice que para la temporada de fiestas esperan recibir más interés de los comensales, pues estas propuestas son ideales para celebraciones u obsequios.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (4)
No (1)