Nuevo ministro de Finanzas Pablo Arosemena mantuvo p…
Nebot propone que Ecuador se convierta en una Repúbl…
El dólar registró un máximo histórico en Colombia; ¿…
Corte Constitucional declara constitucionalidad del …
Autor del tiroteo del 4 de julio en EE.UU. planeó un…
La Asamblea Nacional investigará posibles vulneracio…
Ministros mantienen reunión antes de diálogo con los…
¿Qué derechos de las niñas se vulneran en Ley de abo…

El estudio de la fauna tiene vacíos

Diego Medina fue el veterinario encargado de estudiar y realizar los análisis a los cuerpos de cóndores envenenados en la provincia de Cotopaxi. Foto: cortesía Diego Medina

Diego Medina fue el veterinario encargado de estudiar y realizar los análisis a los cuerpos de cóndores envenenados en la provincia de Cotopaxi. Foto: cortesía Diego Medina

Diego Medina fue el veterinario encargado de estudiar y realizar los análisis a los cuerpos de cóndores envenenados en la provincia de Cotopaxi. Foto: cortesía Diego Medina

Determinar las causas de muerte o detectar las huellas de maltrato en animales son algunas de las labores de los veterinarios forenses. Al igual que lo que ocurre con las muertes violentas de humanos, es necesario analizar el escenario, aislarlo y realizar todos los exámenes en el cuerpo del espécimen.

Los atentados contra la fauna silvestre y urbana han hecho que esta especialidad vaya ganando adeptos, aunque en Ecuador todavía es un campo poco explorado. A diferencia de Colombia, en el país no existen laboratorios específicos de veterinaria forense y criminalística y el protocolo para determinar a quién recurrir en estos casos es desconocido.

Hugo Echeverría, abogado ambiental y profesor del colegio de Jurisprudencia de la Universidad San Francisco de Quito, explica que en el país la norma no contempla un protocolo para este tipo de muertes animales. Actualmente, la USFQ está analizando la propuesta para que esto sea elaborado.

El Ministerio del Ambiente dice que la Unidad de Vida Silvestre de la Dirección Nacional de Biodiversidad cuenta con una norma técnica para la investigación y levantamiento de cadáveres de fauna silvestre que busca estandarizar las acciones. Esto se realiza por funcionarios del MAE o profesionales que cooperan con esta Cartera de Estado.

Diego Medina, director del Hospital Veterinario Planeta Vida, cuenta que se está tratando de impulsar con más fuerza la medicina veterinaria forense en el país. Medina tiene un diplomado en estos temas y está cursando otros dos más.

Este especialista se ha encargado de casos como el envenenamiento de los cóndores en Cotopaxi y de analizar la muerte de un venado en un área protegida. En el caso de los cóndores, en el país se están examinando las osamentas y un cuerpo intacto. El esqueleto será reestructurado en 3D y se analizará el trayecto de los perdigones. Este estudio cuesta alrededor de USD 700.

Las muestras para determinar el veneno tuvieron que ser enviadas a Colombia, ya que allí existe un laboratorio de toxicología veterinaria. Antes, dice, esto se podía realizar en el Izquieta Pérez.

En caso de requerir el análisis de venenos en muestras biológicas, el MAE emite los permisos para su envío a instituciones especializadas en el extranjero, ya que en Ecuador no existen laboratorios para el análisis de venenos en muestras de tejidos de animales.

El MAE explica que no se cuenta con médicos veterinarios especializados en temas forenses y se coordina este apoyo con médicos veterinarios cooperantes. Andrés Ortega, director de la carrera de Veterinaria de la Universidad UTE, considera que la falta de especialistas se relaciona con un desconocimiento en torno a la existencia y a las labores que se realizan en este campo. En esta universidad se ha incluido la materia de Medicina Forense y Criminalística en Veterinaria. Para Ortega, es necesario contar con estos profesionales en el país para establecer sanciones relacionadas a delitos ambientales.

Los patólogos son otros especialistas que realizan exámenes a cuerpos de animales, Julio Ortiz, patólogo veterinario, explica que esta especialidad se dedica al estudio de lesiones en órganos o tejidos para determinar causas de enfermedad. La autopsia forense es diferente ya que se toma en cuenta lo que se encuentra alrededor del animal. Ortiz considera que este tipo de veterinaria está avanzando, pero aún se necesita información.

Acciones

El MAE explica que el lugar del acontecimiento debe ser preservado hasta la llegada del equipo técnico. El personal registra la fecha y hora de aviso, el contacto de la persona que informa, la ubicación y una descripción del animal hallado. Los teléfonos para receptar estas denuncias son 023987600 ext. 1417 o al ECU 911.