26 de septiembre de 2018 17:19

No tenía dinero para imprimir su currículum, lo escribió a mano y su historia conmovió en redes sociales

El joven desempleado le confesó que no tenía dinero para imprimir, pero que ya tenía uno escrito a mano. Foto: Captura de pantalla.

El joven desempleado le confesó que no tenía dinero para imprimir, pero que ya tenía uno escrito a mano. Foto: Captura de pantalla.

valore
Descrición
Indignado 4
Triste 7
Indiferente 6
Sorprendido 4
Contento 144
Redacción Elcomercio.com

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Motivado por la crisis económica que afectaba a su familia, Carlos Duarte, un joven cordobés de 21 años, aprovechó que Argentina celebró el Día de la Primavera, el pasado viernes 21 de septiembre del 2018, para salir a buscar trabajo en algún local, en la ciudad de Córdoba.

La falta de recursos económicos del joven era tan grave, que él no tenía dinero para imprimir su hoja de vida. Solo le alcanzaba para movilizarse en metro, con unos cuantos pesos que le prestó su abuela.

Duarte probó en diez establecimientos de diversión nocturna y no lo aceptaron, hasta que llegó al local de café en el que trabaja Euge López. Cuando Carlos le preguntó si tenían alguna vacante, la mujer le respondió que no, pero le dijo que podía dejar su hoja de vida en caso de necesitarlo.

El joven desempleado le confesó que no tenía dinero para imprimir, pero que ya tenía uno escrito a mano. La hoja causó sorpresa a Euge, pues estaba prolija y sin faltas de ortografía. En el currículum escribió que tenía experiencia como lavaplatos, camarero, asesor comercial y albañil. Le contó que necesitaba dinero para que su núcleo familiar sobreviva a la crisis y se disculpó por entregar su hoja de vida así.

Conmovida por su esfuerzo, tomó una foto y la publicó en Facebook con esta frase: “Le puse una carita feliz para cuando necesitemos gente. Qué importa si no tenía para imprimir si lo que quiere y lo que necesita es trabajo”.

Con más de 18 000 Me Gusta en la publicación original, la historia de Duarte fue replicada por medios locales y se esparció por redes sociales.

Para sorpresa de López, según reporta CNN, cuando llegaba a su trabajo el lunes 24 de septiembre del 2018, Carlos la estaba esperando.

La viralización de la publicación motivó a que una fábrica de vidrios se contacte con él para que se presente a una entrevista. Quería agradecerle por la ayuda porque, aunque ya desempeña labores en la fábrica, recibió dos nuevas ofertas de trabajo. 

“Antes de la entrevista fue a saludarme y a agradecerme; yo lo invité a desayunar. Hablamos un rato. Estaba ansioso. Fue a la entrevista y ahí mismo le dieron todos los papeles para hacerse los exámenes antes de entrar a la empresa. Con solo un granito de arena puedas alegrar el corazón de alguien, aunque no sepamos nada de esa persona”, comentó López.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (181)
No (12)