Riesgo país de Ecuador alcanzó 1 726 puntos, la cifr…
Ecuador suma 120 casos de viruela del mono
Gobierno anuncia segunda fase para regularización de…
Mujeres marchan por aborto legal y gratuito en las c…
Cerca de dos millones de personas sin electricidad e…
Juez solicita difusión roja para exjefe de compras p…
La Marcha de los indignados se movilizó contra la in…
La Policía asegura que aún no detiene a Germán C.

‘Sweeney Todd’ llena las expectativas

Imagen sin titulo

Imagen sin titulo

El barbero diabólico de la calle Fleet de Londres llegó a la capital para horrorizar a los espectadores que lo vean en el Teatro Sucre.

Sweeney Todd, rol protagonizado por el costarricense Fitzgerald Ramos, quiere vengarse de todos aquellos que colaboraron en su destierro 15 años atrás.

Con la ayuda de Mrs. Lovett (Elena Vargas), Todd vuelve a instalar la barbería con la que antes de su exilio sustentaba a su bella esposa Lucy y a su hija Johanna.

Pero la maldad del juez Turpín lo alejó de la vida de su familia pues, el personaje antagónico de la obra, interpretado por el español Xavier Ribera, quería quedarse con la esposa de Todd.

La trama continúa con intervenciones musicales y cambios de escenario constantes que dejaron fascinado a Alberto Carvajal, un quiteño de 34 años que asistió al estreno de la obra la noche del miércoles.

Los actores desplazaban la escenografía en medio de la dramatización sin que eso interrumpiera la atención de los presentes. El público aplaudió en cada cambio de escena que se desenvolvía en la tienda donde Mrs. Lovett vendía pasteles horribles, la barbería de Todd y la casa del juez Turpín.

“Se nota la preparación de los artistas, creo que hay una buena sincronización entre ellos y la dirección musical”. Aunque para Carvajal hubo detalles en el sonido que deberían perfeccionarse para que sea una obra completa.

El thriller musical llenó las expectativas de Lorena Calle, quien a pesar del sueño por ser casi medianoche mantuvo su atención hasta el final. “La obra es muy buena, una historia interesante que te mantiene atento”.

A medida que esta transcurre, Sweeney cuenta su vida pasada, cuando en Londres lo conocían como Benjamin Barker y los motivos por los que todos los hombres deseaban a su esposa. Pero, sin meditarlo, su venganza pierde el rumbo y asesina a todo el que entre solo en su barbería.

De esta manera ayuda a Lovett, papel que encantó a los asistentes, a elaborar deliciosos pasteles de carne humana. Su final, pese a no ser del todo inesperado, sí sorprende al verificar que llega a matar incluso a su propia esposa.

El rol de los actores principales dejó satisfecho a un público que llenó la platea y luneta del teatro. Al terminarse la obra, a las 23:20, los asistentes se pusieron de pie para felicitar la actuación de una obra que estará de gira este año.