Un león arranca el dedo de su cuidador en Zoológico …
Lasso dice que inaugurará cuatro hospitales y repote…
Lasso quiere crear en Ecuador ‘el biocorredor …
Lasso dice que el Estado jamás negociará con mafias
Iza anuncia movilizaciones en Ecuador desde el 13 de junio
Ecuador tendrá 24 centros violeta, dice el Presidente Lasso
Gobierno construirá o mejorará 450 000 viviendas
Pena máxima para enfermero por abuso sexual a una niña

El príncipe Guillermo quiere destruir marfiles de Colección Real

Cada año, unos 30 000 elefantes africanos son asesinados para extraerles sus colmillos de marfil. Foto: AFP

Cada año, unos 30 000 elefantes africanos son asesinados para extraerles sus colmillos de marfil. Foto: AFP

El príncipe Guillermo, que hace campaña contra el tráfico ilegal y comercio de colmillos de elefantes, quiere destruir todos los objetos de marfil de la colección real en el Palacio de Buckingham, según se informó hoy (17 de febrero de 2014).

Días después de que el príncipe diera su apoyo a una campaña contra la matanza de elefantes, la primatologista Jane Goodall declaró al periódico Independent que Guillermo le dijo que quería “ver destruidos todos los objetos de marfil del Palacio de Buckingham”.

La colección real cuenta con unos 1 200 artefactos de marfil, algunos de ellos que datan de cientos de años. El padre de Guillermo, el príncipe Carlos, que también hace campaña contra el comercio ilegal de animales salvajes, pidió que todos los objetos de marfil fueran retirados de su residencia londinense de Clarence House, como también de su mansión de campo, Highgrove.

El parlamentario conservador Zac Goldsmith elogió la posición de Guillermo y dijo que no hay peor símbolo del horror a los animales “que ver desplegado todo ese marfil en el Palacio de Buckingham”. “Me parece perfecto que esas piezas sean destruidas”, afirmó.

El jueves pasado, Guillermo, su hermano Enrique, el príncipe Carlos y el primer ministro David Cameron, participaron en Londres de la mayor conferencia mundial contra el comercio ilegal de animales salvajes. A la cita asistieron representantes de 46 naciones y 11 organizaciones internacionales, quienes se comprometieron a tomar medidas concretas para proteger a las especies de animales en peligro de cazadores furtivos.

El comercio ilegal de partes de animales salvajes, desde cuernos de rinocerontes, colmillos de elefantes hasta pieles de tigres, tiene un valor estimado de 19310 millones de dólares por año.