Britany, Mhia y Linda, niñas apasionadas por el reciclaje
Jóvenes diseñadores crearon prendas llenas de color …
Una experiencia en 3D por cascadas y zonas del turis…
Leyendas y tradiciones ecuatorianas se transformaron…
Imágenes: Quito repara los daños que quedaron por el paro
Cuenta regresiva
El Gobierno tiene la oportunidad para reconciliar po…
La reactivación económica depende de tres tareas

Bebé pidió 31 hamburguesas sin querer tras desbloquear el celular de su mamá

El pequeño, de dos años, no tuvo inconveniente al ingresar a la aplicación de domicilios. Foto: Tomada del Facebook de Kelsey Burkhalter Golden

Kelsey Golden, una madre estadounidense que reside en el estado de Texas, se quedó sorprendida cuando un domiciliario apareció en la puerta de su casa con 31 hamburguesas de un conocido restaurante de comida rápida que, al parecer, había encargado.

– «¿Son sus hamburguesas de queso?» -le preguntó el hombre. – «Creo que eso no es para mí» -replicó Golden pensando que el domiciliario se había equivocado de dirección.

Sin embargo, luego de revisar, su nombre y casa sí figuraban en el recibo. La suma de la factura rondaba los USD 91. No tuvo más remedio que pagar la comida y revisar quién había realizado el pedido.

¿Cómo las pidió su hijo pequeño?

Solo bastó con ver a su hijo menor Barret, de dos años, para recordar que él había estado jugando con su celular durante varios minutos.

“Entré a la casa, miré mi teléfono y comprobé que se hizo un pedido en ese momento en el que él (Barret) estaba jugando con mi teléfono. Pensé, ¡oh Dios mío!, realmente lo hizo”, dijo Golden, en charla con la cadena ‘CNN’.

Según comentó su mamá, al niño le gusta verse en la cámara del celular. Al parecer, en un intento por entrar a la aplicación de fotos, accedió a DoorDahs, una plataforma de domicilios que no pide iniciar sesión si ya están registrados los datos en el aparato.
Por tanto, le habría sido fácil entrar y con sus pequeñas manos hacer clic constantemente para ordenar toda esa cantidad de comida y finiquitar el envío.

La situación cobró relevancia cuando quiso sacar risas en redes sociales y publicó una imagen del pequeño Barret sosteniendo una de las preparaciones. “Tengo 31 hamburguesas con queso gratis de McDonald ‘s por si alguien está interesado. Aparentemente, mi hijo sabe cómo pedir domicilios”, escribió en su cuenta de Facebook.

Al ver que su publicación rondaba decenas de páginas de internet y medios de comunicación de Estados Unidos no dudó en decir: “Siempre quise hacerme viral por un fallo gigante como mamá”.

El pedido accidental estaba aún más fuera de lugar porque “a nadie en nuestra familia le gustan las hamburguesas con queso”, dijo Golden en el medio ‘The Washington Post’.

Controles Parentales

Su caso se suma a otros. Los niños toman celulares de sus padres para hacer llamadas, transacciones, compras y más cuando no están siendo vigilados. El llamado de las autoridades es a supervisar a los menores. De hecho, DoorDahs enfatizó en que los adultos pueden crear controles o barreras en sus dispositivos para evitar estas situaciones.

“Un cliente siempre puede cerrar sesión en la aplicación después de cada uso para solicitar la autenticación al iniciar sesión”, sostuvo un portavoz al ‘The Washington Post’.

Kelsey Golden aceptó que deberá estar más pendiente de su hijo. Eso sí, el episodio tuvo un final feliz, pues la marca de hamburguesas contactó a la familia para que Barret entregue comida gratis en escuelas.

“Espero que esto difunda un poco de humor en un mundo triste y oscuro”, concluyó para ‘CNN’.