Una mujer fallece en siniestro de tránsito en Mejía
El Kremlin exige investigación urgente sobre fugas e…
Una niña se cayó de un taxi en Guayaquil cuando su p…
La vivienda del alcalde de Flavio Alfaro fue baleada…
La desvinculación de Germán C., de la Policía, tarda…
31 065 certificados de permanencia a ciudadanos vene…
Riesgo país de Ecuador alcanzó 1 726 puntos, la cifr…
Ecuador suma 120 casos de viruela del mono

El esposo de la reina Isabel II fue trasladado al hospital para realizarle exámenes cardíacos

Reporteros esperan a la entrada del hospital St Bartholomew donde fue ingresado el duque Felipe, en Londres. Marzo 1, 2021. Foto: REUTERS

Reporteros esperan a la entrada del hospital St Bartholomew donde fue ingresado el duque Felipe, en Londres. Marzo 1, 2021. Foto: REUTERS

Reporteros esperan a la entrada del hospital St Bartholomew donde fue ingresado el duque Felipe, en Londres. Marzo 1, 2021. Foto: REUTERS

El duque Felipe de Edimburgo, esposo de la reina Isabel II, fue trasladado a un hospital en el centro de Londres el lunes 1 de marzo de 2021 para someterse a pruebas de una afección cardíaca preexistente y recibir tratamiento para una infección.

Felipe, de 99 años, fue ingresado en el hospital privado King Edward VII de Londres hace dos semanas para recibir tratamiento por una infección no especificada que no está relacionada con el covid-19.

El lunes, el Palacio de Buckingham dijo que lo trasladaron al Hospital St Bartholomew, que es un centro de excelencia para la atención cardíaca, para recibir más tratamiento y observación.

"El duque permanece cómodo y está respondiendo al tratamiento, pero se espera que permanezca en el hospital al menos hasta el final de la semana", dijo el palacio en un comunicado.

Los fotógrafos y equipos de televisión del hospital King Edward habían visto antes a un paciente ser trasladado a una ambulancia, protegido de los medios apostados afuera, aunque no hubo confirmación de que este fuera el príncipe.

La monarca de 94 años ha permanecido en su casa del Castillo de Windsor al oeste de Londres, donde la pareja se ha estado quedando durante el encierro por coronavirus, y la semana pasada continuó cumpliendo con sus deberes oficiales, aunque por video.

Ambos recibieron su primera dosis de la vacuna covid-19 y la enfermedad del duque no está relacionada con el virus.

Felipe ha necesitado tratamiento hospitalario varias veces en la última década por una recurrencia de una infección de la vejiga y en la Navidad de 2011 se sometió a una operación para despejar una arteria bloqueada en su corazón después de ser trasladado de urgencia al hospital con dolores en el pecho.