Argentina rechaza el nuevo despliegue de armamento b…
Transportistas rechazan impuesto de matriculación ap…
‘Cat lovers’ de Quito tienen sus propios refugios
Devolución de cobros indebidos y con intereses, una …
Los problemas de salud mental aumentaron en los univ…
Policías se toman la Quinta Avenida para despedir a …
Secretario de Estado de Estados Unidos ratifica a Ec…
Secretario, que difundió información reservada del c…

Un canal televisivo de Estados Unidos fue acusado de explotar la imagen de Michael Jackson

v

v

La cadena ABC fue acusada por explotar la imagen del ‘Rey del pop’. Foto: Facebook, Micheal Jackson.

Los administradores del patrimonio de Michael Jackson criticaron este miércoles 24 de mayo del 2018, un programa que la cadena televisiva ABC estrenará esta semana, que consideraron un esfuerzo “grosero y no autorizado” para explotar la imagen del fallecido cantante.

ABC dijo que “Los últimos días de Michael Jackson” mostrará una entrevista nunca antes vista de un operador turístico que estaba fuera de la mansión del ‘rey del pop’ el día que murió en 2009.

La cadena ABC, propiedad de Disney, fue acusada además del uso sin autorización en sus promociones una foto y una silueta del intérprete con derechos de autor, que luego fueron removidos del programa.

“Fuimos informados que ABC tiene la intención de usar música y otra propiedad intelectual que pertenece al patrimonio como fotos, logotipos, arte y más en el programa, sin haber solicitado los derechos de dicho material”.

“Imaginen que esto fuera hecho con cualquier cosa de la propiedad intelectual del canal. Creemos que este especial es otro intento grosero y no autorizado de explotar la vida, la música y la imagen de Michael Jackson sin respetar su legado, sus derechos de propiedad intelectual o de sus hijos”, añadió el texto.

Administradores del patrimonio de Michael Jackson aseguran que la cadena televisiva ABC explotó la imagen del cantante. Foto: Flickr. TheLostChild’s Gallery.

Jackson tenía 50 años cuando murió el 25 de junio de 2009 en Los Ángeles, donde se preparaba para una serie de conciertos en Londres llamados ‘This Is It’ (“Esto es todo”).

La causa de su muerte fue una sobredosis de Propofol, un potente anestésico que utilizaba como somnífero.

Su médico personal, Conrad Murray, fue condenado en 2011 por administrarle una dosis fatal del medicamento.

Suplementos digitales