Detectan una nueva variante del covid-19 nunca antes…
España pone fin al uso obligatorio de la mascarilla …
Asociación denuncia el asesinato de una joven trans …
Honduras se convierte en el tercer país del mundo en…
Al menos 1 muerto al derrumbarse un edificio de depa…
Militares decomisan 52 000 municiones en zona fronte…
Podcast: Entérese con EL COMERCIO, 24 de junio del 2021
La ocupación de UCI aún supera el 80% en los hospita…

60 años del ‘show’ que lo cambió todo

El local de Liverpool se convirtió en el sitio de un encuentro llamado a marcar la historia de la música moderna. Foto: Tomado de beatlesbible.com

El local de Liverpool se convirtió en el sitio de un encuentro llamado a marcar la historia de la música moderna. Foto: Tomado de beatlesbible.com

El local de Liverpool se convirtió en el sitio de un encuentro llamado a marcar la historia de la música moderna. Foto: Tomado de beatlesbible.com

Hace 60 años los Beatles se subieron por primera vez al escenario de The Cavern Club, un local de su Liverpool natal que dejaron dos años y medio más tarde.

Lo hicieron justo cuando ya estaban a punto de convertirse en el grupo más famoso de la historia de la música.

Los Beatles debutaron en The Cavern el 9 de febrero de 1961, en una sesión de mediodía (‘lunch session’), que por entonces ofrecían algunos clubes a la hora del almuerzo.

El grupo actuó de 13:00 a 14:00 y cobró cinco libras a repartir entre sus por entonces cinco miembros: John Lennon, Paul McCartney, George Harrison, Pete Best -sustituido luego por Ringo Starr en la batería- y Stuart Sutcliffe -quien dejó la banda poco después-.

Los Beatles iniciaron ese día su larga residencia en el local del número 10 de Mathew Street -concebido originalmente como club de jazz-, en la que perfilaron su identidad musical y se prepararon su salto a una fama descomunal.

No fue hasta nueve meses después de su debut cuando acudió al local Brian Epstein, quien les propuso representarles después quedar impactado por su actuación.

A Epstein se le atribuye la salida del batería Pete Best y también se le relaciona con el giro estético de los integrantes de la agrupación, que cambiaron sus chaquetas de cuero por corbatas; pero, sobre todo, consiguió un contrato discográfico para el grupo.