Grecia multará cada mes a mayores de 60 años que no …
CDC modifican la guía para aplicar tercera dosis por…
Niño de tres años, el primer fallecido por terremoto en Perú
Conducción imprudente, la mayor queja de pasajeros
Las huellas de la trata son difíciles de borrar
La demanda de autos supera la oferta
Independiente y Emelec son finalistas y más goleadores
Esta es la agenda de Fiestas de Quito para el 30 de …

Artes visuales y muestras escénicas en el último día del Funka Fest

IV edicion del festival IV edicion del festival Funka Fest arrancara este sabado 12:00 en el Palacio de Cristal. Foto: Mario Faustos/ EL COMERCIO.

IV edicion del festival IV edicion del festival Funka Fest arrancara este sabado 12:00 en el Palacio de Cristal. Foto: Mario Faustos/ EL COMERCIO.

IV edicion del festival IV edicion del festival Funka Fest arrancara este sabado 12:00 en el Palacio de Cristal. Foto: Mario Faustos/ EL COMERCIO.

Arquitectura, movimiento, humor y sonido se plasmaron en las obras teatrales y muestras visuales que integraron la agenda de la IV edición del Funka Fest en Guayaquil, que finaliza este domingo 30 de junio a las 18:00.

A las 11:40, en el espacio abierto del Palacio de Cristal, Natalia Buñay, Viviana Sánchez y Nadyezhda pusieron en escena Doce casas y un jardín, obra que expone el tránsito de tres mujeres que desempeñan tareas y trayectorias distintas dentro de un mismo espacio.

La directora, Denisse Neira, explicó que la obra tiene dos ejes importantes: la utilización de elementos que embellecen un espacio arquitectónicamente como luz natural, textura y sonido; y la relación con la novela La mujer ensimismada, de Menchú Gutiérrez, de donde se tomó como referencia los oficios dentro de la intimidad de una mujer.

Neira indicó que es la primera vez que participan en el festival. La obra se estrenó en mayo de 2016 en Casa Mitómana de Quito.

La anacoreta, interpretada por la quiteña Sofía Zapata Ochoa, de Chalata Clown, se presentó en la segunda planta del interior del palacio. Aquí, más de un espectador interactuó con la obra teatral del género clown, que exponía de manera ingeniosa y dinámica la historia de transformación de Clavija Posponia.

Zapata expone en 60 minutos la vida de una vagabunda del tiempo, que camina pesada y pausadamente con sus preciadas e incontables maletas. Con humor, poesía y elementos que va encontrando entre sus pertenencias, describe la travesía en la que se interna por conseguir algo de ligereza.

Mujer de Piedra, Volcán Herido, Corazón Delator, Ligeros de Equipaje y Crónica de la retirada fueron otras de las obras de mediano y breve formato que se presentaron en la programación de artes escénicas.

Al otro extremo del Palacio de Cristal se desplegó Geografías de lo singular, la exposición de artes visuales de esta edición del festival. Las propuestas se basaron en la temática de este año: habitar. La selección de las obras resaltó el trabajo de distintas generaciones de artistas: emergentes, de mediana y larga trayectoria.

Una de las muestras fue Espectros del cajón de Nikita Félix. La obra se enfocó en captar la atención del espectador hacia conflictos de seres vivos no humanos con la exposición de figuras hechas a base de porcelana y elementos orgánicos.

En una proyección dividida a cuatro pantallas, con una duración de 6 minutos y 40 segundos, el cubano Javier Castro logró plantear un estado de reflexión con videos perfectamente elaborados que describen oficios y situaciones comunes que reflejan cuatro estados mentales: paciencia, persistencia, misterio y deleite sensorial.

Como parte de la plataforma multidisciplinaria, a partir de las 15:00 en el escenario de Claro Música, ubicado a la entrada del evento, empezaron las presentaciones de bandas musicales nacionales. Paola Navarrete, Tripulación de Osos y El general Villamil fueron los grupos que participaron del último día del Funka Fest.

Suplementos digitales