21 de diciembre de 2019 14:13

Emojis, una pista clave para entender los jeroglíficos en un museo de Israel

Una mujer mira una videoinstalación de un hombre usando emojis para comunicarse, en la exposición "Emoglyphs: Picture-Writing from Hieroglyphs to the Emoji" en el Museo de Israel en Jerusalén, el 19 de diciembre de 2019. Foto: AFP

Una mujer mira una videoinstalación de un hombre usando emojis para comunicarse, en la exposición "Emoglyphs: Picture-Writing from Hieroglyphs to the Emoji" en el Museo de Israel en Jerusalén, el 19 de diciembre de 2019.  Foto: AFP

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia AFP
(I)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

¿Cómo hacer entender los jeroglíficos al público en general? A esta pregunta, el departamento de arqueología del Museo de Israel en Jerusalén encontró una respuesta original: compararlos con emojis.

“Me di cuenta que el público estaba fascinado por los jeroglíficos pero que me resultaba muy difícil explicarlos”, comenta Shirly Ben Dor Evian, egiptóloga y comisaria de la exposición “Emoglifos: la escritura ideográfica, desde jeroglíficos hasta los emojis”, que abrió sus puertas esta semana.

“En realidad, ahora es más fácil explicitarlos ya que todos escribimos con imágenes”, señala, haciendo referencia a los emojis, cuyo término significa literalmente “imagen letra” en japonés.

Pictogramas como el del corazón, el rostro sonriente o la pinta de cerveza, que aparecieron a finales de los años 90, animan las discusiones en las redes sociales y los mensajes en línea.

Un visitante toma fotos de placas egipcias antiguas en la exposición "Emoglyphs: Picture-Writing from Hieroglyphs to the Emoji" en el Museo de Israel en Jerusalén, el 19 de diciembre de 2019. Foto: AFP

Un visitante toma fotos de placas egipcias antiguas en la exposición "Emoglyphs: Picture-Writing from Hieroglyphs to the Emoji" en el Museo de Israel en Jerusalén, el 19 de diciembre de 2019. Foto: AFP

Según Ben Dor Evian, algunos de ellos tienen su equivalente entre los jeroglíficos, como el de una persona que se encoge de hombros, como para decir “no lo sé”. O el emoji de un bailarín con su traje púrpura, cuyo ancestro egipcio realizaba un movimiento similar hace 3 000 años.

“Hay una similitud en el diseño y la forma, lo que es muy interesante, porque miles de años y grandes diferencias culturales separan a los dos sistemas”, subraya Ben Dor Evian.

Un visitante mira las antiguas estatuas egipcias con jeroglíficos, en la exposición. Foto: EFE

Un visitante mira las antiguas estatuas egipcias con jeroglíficos, en la exposición. Foto: AFP

La imagen es más fuerte que la palabra

En el sistema egipcio, los jeroglíficos podían designar un objeto o una idea (ideogramas) , indicar el sonido de una palabra (fonogramas) o servir de “determinantes” que especificaban la categoría semántica de la palabra.

Los emojis, por su parte, bastan para definir una idea, un sentimiento o un objeto y no tienen por qué acumularse para formar una frase, señala Ben Dor Evian.

Toda la idea de la exposición, que presenta objetos antiguos adornados con jeroglíficos explicando su sentido y poniendo en paralelo emojis que se parecen a ellos, es demostrar que el hombre utiliza la escritura ideográfica porque transporta con más fuerza una idea, explica la comisaria.

La curadora Shirly Ben-Dor Evian posa para una fotografía mientras presenta la exposición "Emoglyphs: Picture-Writing from Hieroglyphs to the Emoji", en el Museo de Israel en Jerusalén, el 19 de diciembre de 2019. Foto: AFP

La curadora Shirly Ben-Dor Evian posa para una fotografía mientras presenta la exposición "Emoglyphs: Picture-Writing from Hieroglyphs to the Emoji", en el Museo de Israel en Jerusalén, el 19 de diciembre de 2019. Foto: AFP


“Cuando se utiliza la escritura ideográfica, la imagen se vuelve más poderosa que la palabra”, precisa, tomando como ejemplo el emoji del revólver, que fue reemplazado por Apple en 2016 por una pistola de agua. “Es más aterrador recibir un mensaje con la imagen de un arma que con la palabra 'arma'”.

Según la comisaria, la principal diferencia entre los dos sistemas es que cada uno puede utilizar los emojis a su manera, mientras que los jeroglíficos se consideraban sagrados y su uso estaba reservado a una élite.

La exposición, abierta hasta finales de 2020, tiene como objetivo transmitir la importancia de los jeroglíficos antiguos al público moderno pegado a sus teléfonos mediante el uso astuto de emojis, comparando los pictogramas de la antigüedad con los de hoy

La exposición, abierta hasta finales de 2020, tiene como objetivo transmitir la importancia de los jeroglíficos antiguos al público moderno pegado a sus teléfonos mediante el uso astuto de emojis, comparando los pictogramas de la antigüedad con los de hoy. Foto: AFP

La exposición sobre los “emoglifos”, abierta hasta octubre de 2020, presenta también antigüedades egipcias nunca reveladas al público. Entre ellas figura un collar hecho de lino y papiro y cubierto de oro, que data de alrededor de 100 a.C., que lleva la inscripción de un escarabajo, símbolo de resurrección. Este escarabajo recuerda al emoji mariquita, según Ben Dor Evian.

“Como egiptóloga, mi objetivo es demostrar que no hay que ignorar lo antiguo”, añade. “Porque lo antiguo sigue siendo relevante en nuestra vida de hoy”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)