25 de noviembre de 2018 00:00

El Oro da a conocer sus especies

El oso de anteojos y la mazama americana son algunas de las especies que se lograron detectar en El Oro con la investigación. Fotos: cortesía GADPeo- inabio y Juan Carlos Sánchez

El oso de anteojos y la mazama americana son algunas de las especies que se lograron detectar en El Oro con la investigación. Fotos: cortesía GADPeo- inabio y Juan Carlos Sánchez

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 3
Redacción Tendencias
(I)
tendencias@elcomercio.com

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

El Oro se posiciona como la provincia con la mayor cantidad de especies de mamíferos en la Costa ecuatoriana. Con un gradiente que va de 0 metros sobre el nivel del mar a los 3 900 msnm, esta zona reúne una gran diversidad de especímenes en su territorio.

Los hallazgos han sido recogidos en el estudio ‘Mamíferos de la provincia de El Oro: Una guía de identificación de especies de mamíferos del páramo al mar’, que se prevé será lanzado oficialmente en formato de libro el próximo mes.

Jorge Brito, autor principal e investigador del Instituto Nacional de Biodiversidad (Inabio), cuenta que el proyecto se inició por iniciativa de la Prefectura de El Oro. La idea, dice, era hacer un monitoreo de toda la provincia, tanto de las zonas costeras como de los bosques secos hasta llegar a los páramos. El trabajo empezó en el 2013, para hacer un análisis de todos los grupos de animales.

La investigación sobre los mamíferos empezó en el 2015. Durante dos años el equipo levantó información de los 19 ecosistemas de la provincia y lograron obtener un total de 139 especies de mamíferos. En los cantones Chillas y Zamora, incluso, pudieron obtener registros de osos de anteojos.

César Garzón, biólogo del Inabio y coordinador en el proyecto de biodiversidad en la provincia de El Oro, cuenta que la presencia de estos animales fue uno de los hallazgos más sorprendentes. “El oso siempre ha sido conocido en áreas como Pichincha, Chimborazo, Carchi o Azuay, pero no imaginábamos que iba a estar aquí”, dice. Actualmente, el Gobierno provincial está trabajando con cámaras-trampa para monitorear su presencia.

Otro hallazgo importante fue la presencia del tapir andino, que por lo general es un animal asociado con la parte oriental de los Andes. Ahora se busca hacer un estudio más detallado de este animal. El tapir una de las 50 especies que se identificó que están amenazadas en esta zona, junto con el mono capuchino.

Según Garzón, los conflictos “humano- animal” son parte de las principales amenazas, al igual que la deforestación. Esta provincia mantiene solo el 33% de su cobertura vegetal original. Estos resultados servirán para la implementación de un corredor ecológico que busca la conservación de estos hábitats y proteger a las especies que viven en la zona.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (18)
No (3)