23 de julio de 2020 11:18

El drama del ecuatoriano que ha dado positivo al coronavirus 15 veces en tres meses: 'Estoy desmoralizado'

Un ecuatoriano está en aislamiento en Italia desde el pasado 17 de abril del 2020. Ha dado positivo 15 veces a covid-19 por medio de pruebas PCR. Foto: AFP.

Un ecuatoriano está en aislamiento en Italia desde el pasado 17 de abril del 2020. Ha dado positivo 15 veces a covid-19 por medio de pruebas PCR. Foto: AFP.

valore
Descrición
Indignado 1
Triste 34
Indiferente 0
Sorprendido 5
Contento 0
Redacción Elcomercio.com

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Los casos de covid-19 que se extienden por más de 30 días son raros. Una de las personas afectadas por este mal durante un largo período de tiempo es Milko Mieles, un ecuatoriano residente en Italia que tiene 49 años y, pese a que no tiene síntomas, ha dado positivo en la prueba PCR de covid-19 en 15 ocasiones desde el 17 de abril. 

Lejos de su esposa y sus hijos, ahora el hogar de este ecuatoriano es el centro de Linate, administrado por la Cruz Roja de Italia. En el país, Mieles tiene un triste récord, es la persona que más veces ha dado positivo al covid-19, informa el diario italiano Il Corriere della Sera.

Mieles está en cuarentena desde el pasado 17 de abril. "Estoy desmoralizado", aseguró en declaraciones a Il Corriere della Serra. Asegura que fue su esposa quien lo contagió de la enfermedad. 

El ecuatoriano vive en Italia, que al inicio de la pandemia fue uno de los países más castigados, desde hace 20 años. Pese a que es asintomático, puede contagiar a otras personas y por ello debe permanecer en aislamiento

"Veo a los demás que se marchan, pero yo me quedo aquí. Estoy asintomático, pero el virus no se quiere ir, ya se ha convertido en mi amigo", bromea el ecuatoriano. Sin embargo, reconoce que ha llorado durante semanas y que ha tenido colapsos emocionales, por lo que ha hablado con un psicólogo

Según el ecuatoriano, el especialista le ha indicado que es normal sentirse así. "Pero durante este tiempo me he aislado mucho, hablar incluso por teléfono con personas, ya sean parientes o compañeros de trabajo, me hace sentir mal. También cerré mi cuenta de Facebook, porque no podía soportar que me preguntaran si ya estaba curado: era un dolor tener que decir siempre que no". 

En el centro de Linate, los días transcurren lentamente para Mieles. Por la mañana camina por el jardín, recorre cinco kilómetros. "Siempre solo, prefiero no tener nada que ver con nadie. Luego leo las noticias por teléfono, veo televisión, hago más videollamadas con mi esposa que no he visto en tres meses, excepto a través de la pantalla del teléfono inteligente: la extraño mucho. Y también a mis hijos", confesó.

Antes de que la pandemia lo golpee, Milko trabajaba como mecánico y vivía en Ferrara, un municipio ubicado al norte de Italia, la región más castigada por la pandemia. "El sueño sigue siendo abrazar a mi esposa y mis dos hijos pronto", concluye Mieles.

MÁS SOBRE LA EMERGENCIA SANITARIA

Noticias
Medidas de protección
Mapa de infectados
Glosario
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (28)
No (6)