17 de noviembre de 2020 20:46

85 tortugas nacen en un día en Same; los perros están entre sus principales depredadores

La comunidad ancestral Las Tunas, en Ayampe. Fotos: Cortesía Byron Delgado/ Fundación Jocotoco y Juan Alejo Chávez

Los huevos de tortugas marinas empiezan a eclosionar en las playas de la comunidad ancestral Las Tunas, en Ayampe. Fotos: Cortesía Byron Delgado/ Fundación Jocotoco y Juan Alejo Chávez

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 1
Isabel Alarcón

Los huevos de tortugas marinas empiezan a eclosionar en las playas ecuatorianas. Alrededor de 85 neonatos nacieron este lunes 16 de noviembre del 2020 en un nido de Same. En Olón, Santa Elena, también se registraron nacimientos este fin de semana. Además, en la playa de la comuna ancestral Las Tunas, en Ayampe, se han identificado 133 nidos en dos meses de monitoreo.

Las imágenes han sido captadas por diferentes usuarios de las redes sociales, que muestran el proceso de los animales desde que salen del nido hasta que llegan al mar. Este camino se ha convertido en una odisea para las tortugas, que deben esquivar diferentes amenazas durante su trayecto.

Juan Alejo Chávez, miembro de Conservación Internacional Ecuador y gerente del Proyecto Marino Costero explica que esta época del año es conocida como de anidación y eclosión. Los perros se han convertido en los principales enemigos de los reptiles, ya que detectan la ubicación de los nidos, escarban y se los comen. Pueden destruir varios en una sola noche.

Chávez cuenta que todas las poblaciones de tortugas que habitan en Ecuador están amenazadas. Por eso, el Proyecto Marino Costero busca la protección y conservación de estos animales. Esta iniciativa es ejecutada por Conservación Internacional Ecuador junto con el Ministerio del Ambiente y Agua, Fao e Hivos, con el financiamiento del Fondo Mundial para el Medio Ambiente (GEF).

Mediante este proyecto se trabaja con guardaparques, voluntarios y comunidades para evitar que los nidos sean destruidos. Chávez cuenta que se coloca una malla electrosoldada sobre la arena y se pone un letrero que indica la fecha de anidación y el nombre de la especie. Los objetivos son que los perros ya no puedan destruir los nidos, que las tortugas completen su ciclo y que finalmente lleguen al mar.

Otro problema es la basura en las playas. Los desechos que se depositan en la arena se convierten en obstáculos para las tortugas y en el agua son confundidos con alimentos. Actualmente, la iniciativa se aplica en las playas de Esmeraldas, Manabí, Santa Elena y Guayas. Chávez dice que cada año se logra proteger más nidos. En la temporada 2016-2017 fueron 583, mientras que en 2019-2020 se protegieron 1 216 nidos.

Este año se busca superar esos números. Same es un ejemplo, dice el especialista. Esta zona está fuera de un área protegida y la comunidad se ha encargado de proteger a los animales. Esta semana nacieron 85 tortugas en un solo nido. Allí, las personas también se encargan de limpiar la playa constantemente.

En las playas de Ecuador habitan cuatro especies. La más común es la golfina. También hay tortugas verdes, carey y laúd. Esta última es la especie más grande y hay muy pocos registros.

Comunidad de las Tunas cuida de las tortugas

Byron Delgado, administrador de la Reserva Ayampe de la Fundación Jocotoco, explica que, en 4km de playa ubicada en la comuna ancestral de Las Tunas se ha registrado el nacimiento y la llegada al mar de alrededor de mil tortugas desde septiembre.

Las personas han construido mallas y cercas para colocar en los nidos y protegerlos de los perros de la zona. Delgado cuenta que se han Identificado más de 70 nidos destruidos por las mascotas. Cuando las tortugas nacen, se marca el lugar y se coloca la posible fecha de eclosión.

En estos dos meses de monitoreo se han registrado 133 nidos. Delgado cuenta que la comunidad poco a poco va comprendiendo la importancia de este proceso. Además, se realizan mingas para la recolección de desechos sólidos en las playas.

Chávez dice que se ha comprobado que, sin importar la distancia que recorren en el mar, estos animales siempre vuelven a anidar a su lugar de nacimiento. Por eso, si se extinguen en una playa, ya no habrá forma de recuperarlas.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)