27 de febrero de 2020 00:00

La oferta de productos de cosmética natural crece en Ecuador

La cosmética natural cuenta cada vez con más usuarios. Las tiendas especializadas utilizan estándares internacionales. Foto: Julio Estrella/ EL COMERCIO.

La cosmética natural cuenta cada vez con más usuarios. Las tiendas especializadas utilizan estándares internacionales. Foto: Julio Estrella/ EL COMERCIO.

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 2
Ana Cristina Alvarado
Redactora (I) 
aalvarado@elcomercio.com

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Usar cosmética natural tiene beneficios para la salud y para el ambiente. En Quito hay cada vez más espacios que ofrecen productos con esta etiqueta, sin embargo, no todo lo que se dice natural lo es.

“La cosmética natural es más responsable con el ambiente y tiene procesos más limpios. Las materias primas deben ser certificadas y no se deben aplicar procesos como sulfonación ni etoxilación. Con estas premisas, hay organizaciones a nivel internacional que certifican que se está cumpliendo con esta norma, como Ecocert”, expone María Augusta Vega, bioquímica farmacéutica y máster en Ciencias y Tecnologías Cosméticas.

Obtener las certificaciones internacionales es muy costoso, principalmente para pequeños emprendedores. En Ecuador no hay organizaciones mundiales que certifiquen productos naturales, por lo que Vega recomienda leer los ingredientes.

Dice, por ejemplo, que es común encontrar productos como aceites de coco o almendras que tienen parafina, glicerina, fragancia y colorante, es decir, la mayoría de ingredientes no son naturales.

Alexandra Bermúdez, ingeniera en biotecnología, y Carolina Corral, máster en Negocios Internacionales, concuerdan. Ambas fundaron en Quito la tienda de cosmética natural Greenbliss en mayo de 2019. Bermúdez se encarga de la parte técnica del emprendimiento. Entre sus labores está revisar los ingredientes de las marcas que ingresan a la tienda y el registro sanitario.

“La mayoría de cosméticos vienen de la industria petroquímica y son más baratos y accesibles en relación a los naturales”, explica Bermúdez. Sin embargo, la oferta está cambiando poco a poco, debido a que se ha comprobado que ingredientes muy comunes en la industria cosmética podrían causar enfermedades.

Entre ellos están los parabenos de cadena larga, que ocasionarían cáncer; el triclosan causa resistencia bacteriana a la echerichia coli ; el fluor, que en grandes cantidades o exposición intensa prolongada que no sea verificada por un dentista provoca anomalías en la superficie de los dientes.

Aunque estos están prohibidos o regulados, en el caso del fluor, hay empresas que todavía los usan. “Son marcas reconocidas, la gente ya confía en la marca y no se da el trabajo de leer la etiqueta”, dice Bermúdez.

Los productos naturales, además de no contener estos ingredientes y otros que también pueden ocasionar daños, “se absorben de mejor manera en la piel y no causan oclusión”, de acuerdo con Vega.

Corral, quien se encarga de la parte de marketing de Greenbliss, da a conocer que, en cuanto a precios, los productos naturales hechos en Ecuador no son mucho más costosos que sus pares de marcas comerciales. El consumidor puede encontrar marcas con una eficacia similar y que promueven la manufactura que se realiza en el país.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)