22 de marzo de 2018 15:27

En Ecuador se gasta 40% más agua que el promedio de la región

valore
Descrición
Indignado 10
Triste 3
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 3
Isabel Alarcón

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Al día un ecuatoriano gasta, en promedio, 249 litros de agua. Esta cifra es mayor a los 100 litros recomendados por la Organización Mundial de la Salud (OMS) para satisfacer las necesidades de consumo e higiene y un 40% más que el promedio de la región.

Este consumo excesivo, la sobreexplotación de los recursos naturales y la contaminación de las principales fuentes de agua son algunos de los factores que están poniendo en peligro a los recursos hídricos en el mundo.

En este Día Mundial del Agua, que se celebra cada 22 de marzo, se hace un llamado a escala internacional para evitar los desperdicios de agua y encontrar soluciones en la naturaleza que eviten que la problemática continúe avanzando.

Según el último informe de la Unesco, se estima que en la actualidad hay 3 600 millones de personas que viven en áreas con riesgo de sufrir escasez de agua al menos un mes al año. Este número representa casi la mitad de la población mundial y en 30 años la cifra podría ascender a 5 700 millones.

En zonas de África como Ciudad del Cabo este problema ya es una realidad. Desde febrero el límite de consumo es de 80 litros por persona y en mayo se estima que llegue el Día Cero. Desde ese momento, las personas deberán hacer filas para recibir 25 litros de agua al día.

Esta cifra es 13 veces menor que el gasto de agua de un habitante por día en Los Ríos, Napo o Tungurahua que son las provincias con las cifras más altas de consumo de litros por habitante por día, según datos proporcionados por la Secretaría Nacional del Agua (Senagua).

Domingo Paredes, subsecretario General del Agua, explica que el uso de agua en América Latina registra altos niveles de desperdicio y es necesario que las personas tomen consciencia de esta situación.

El panorama es preocupante, dice, ya que solo el 3% del agua en el mundo es dulce, de este el 12,14% es accesible y de este porcentaje solo el 0,34% es apto para el consumo de las personas.

Imagen referencial. De acuerdo con datos proporcionados por la Secretaría Nacional del Agua, Los Ríos, Napo y Tungurahua son las provincias con las cifras más altas de consumo de litros de agua por habitante al día. Foto: Archivo/ EL COMERCIO.

Imagen referencial. De acuerdo con datos proporcionados por la Secretaría Nacional del Agua, Los Ríos, Napo y Tungurahua son las provincias con las cifras más altas de consumo de litros de agua por habitante al día. Foto: Archivo/ EL COMERCIO.


A esto se suma el aumento de la población que ha llevado a que la demanda de agua crezca en 1% cada año en el mundo sobre todo en países en desarrollo. En Ecuador, según Senagua, la demanda ha aumentado en un 16% desde el 2007 hasta el 2017.

Paredes explica que la cobertura de este recurso vital se ha extendido y es uno de los componentes del programa Misión Agua y Saneamiento para Todos. La región Sierra, según datos del 2014, es la que tiene un mayor porcentaje de cobertura de agua en la zona urbana (99,20%), seguida de la región insular (98,21%), Amazonía (92,56%) y Costa (91,19%).

En las zonas rurales, la Sierra también lidera el porcentaje de cobertura con un 92,16%, mientras que la Amazonía está en 59,35% y la Costa en 57,99%.


En Esmeraldas, una de las provincias con mayores problemas de acceso a agua potable, Senagua brinda asistencia técnica a la Empresa de Agua Potable y Alcantarillado de Esmeraldas para incrementar las horas de servicio en la entrega del agua potable.

Se está realizando el mejoramiento a través del incremento del caudal de tratamiento de 650 litros por segundo a 3 200 l/s con la construcción de dos módulos de potabilización, la repotenciación del existente y el reemplazo de tuberías.

Según Paredes, la contaminación de las fuentes de agua es otro de los problemas y uno de los mayores retos a escala local. En el mundo, el 80% de las aguas residuales van a parar a los cuerpos de agua.

En Ecuador, de acuerdo a datos de Senagua, del 100% de agua distribuida para consumo humano, el 70% de las aguas residuales del país se canalizan hacia los sistemas de saneamiento y de este porcentaje, aproximadamente el 10% es tratada.

Este es un proceso costoso, dice Paredes, ya que en las aguas residuales no solo se encuentran aceites, sino también fungicidas, insecticidas y otros componentes. Guayaquil y Cuenca, según datos del 2016, son los que tienen una mayor cobertura de tratamiento de aguas residuales.

En Quito, la Empresa Pública Metropolitana de Agua Potable y Saneamiento (Epmaps) explica que se está llevando a cabo el Programa de Descontaminación de Ríos y Quebradas con la construcción de la primera Planta de Tratamiento de Aguas Residuales- PTAR-Quitumbe, que utiliza tecnología totalmente automatizada y que recuperará ambientalmente al río Machángara a través de la entrega de aguas depuradas.

El siguiente paso es la ejecución del proyecto que, según la Epmaps, descontaminará las aguas residuales de la ciudad. Para la construcción de la PTAR Vindobona ya se cuenta con los estudios de factibilidad y diseños definitivos.

Este proyecto tendrá una capacidad de 7 500 l/s, que conectará todo el sistema de descontaminación de ríos de Quito. Actualmente se están llevando a cabo acciones para establecer alianzas público privadas para financiar, construir, operar y mantener los sistemas.

En su último informe, la Organización de las Naciones Unidas plantea opciones basadas en la protección a la naturaleza para enfrentar la problemática del agua. Esto incluye la conservación de bosques, humedales y praderas; recurrir a infraestructuras verdes y el manejo adecuado de cultivos. Estas soluciones se discuten en el octavo Foro Mundial del Agua que finaliza mañana en Brasil.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (18)
No (1)