14 de julio de 2019 00:00

Dulces de Corpus, tradición cuencana

María Carchi expone sus dulces en uno de los puestos, ubicados en las cuadras alrededor del parque calderón, en Cuenca. Foto: Xavier Caivinagua

María Carchi expone sus dulces en uno de los puestos, ubicados en las cuadras alrededor del parque calderón, en Cuenca. Foto: Xavier Caivinagua

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1
Xavier Caivinagua
(O)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

El Centro de la ciudad es su escenario. Este oficio se ha mantenido de generación en generación. 

El Centro Histórico de Cuenca, y particularmente el parque Abdón Calderón, se llena de colores, olores y sabores con la tradicional feria de dulces, que se instala durante y después de las fiestas del Corpus Christi. 

Frutas de colores hechas con leche. Foto: Xavier Caivinagua

Frutas de colores hechas con leche. Foto: Xavier Caivinagua

Se caracteriza por mostrar dulces de diversos sabores, formas y colores en islas ubicadas en los ­portales de las casas patrimo­niales a la redonda del parque Calderón, en el impresionante marco de la Catedral de la In­maculada, en la calle del Artista y en la famosa Plaza de las Flores. 

Gomitas de colores. Foto: Xavier Caivinagua

Gomitas de colores. Foto: Xavier Caivinagua

Los sabores y olores se dispersan en más de 30 variedades de dulces, roscas, roscones, monjas, quesitos, cusquingas, suspiros, faldiqueras, pañuelos, figuras de frutas, entre otras. Son laboradas por experimentados artesanos, que han encontrado en los dulces una forma de vida.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)