30 de diciembre de 2020 13:37

Un donante de esperma mintió sobre su esquizofrenia y tuvo 36 hijos

Un hombre mintió sobre su carrera y su salud mental antes de donar esperma. Tiene 36 hijos. Foto: Pixabay.

Un hombre mintió sobre su carrera y su salud mental antes de donar esperma. Tiene 36 hijos. Foto: Pixabay.

valore
Descrición
Indignado 4
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 1
Diario El Tiempo de Colombia

Entre los requisitos que un hombre debe cumplir para ser donante de esperma está tener una buena condición física y psicológica.

Muchos centros de reproducción y bancos de esperma no permiten que sus proveedores tengan enfermedades hereditarias o trastornos mentales de cualquier tipo.

Aun así, Chris Aggeles, un estadounidense de 43 años, confesó que había engañado a algunos bancos de esperma en los que donó en tantas ocasiones que ahora es padre de 36 pequeños.

¿Cuál fue el engaño?: No sólo ocultó que padecía esquizofrenia y que había estado en la cárcel acusado de robo, también mintió diciendo que tenía un coeficiente intelectual de 160 (prácticamente un genio) y que contaba con un doctorado y el manejo de cuatro idiomas.

Su testimonio fue expuesto en una entrevista con el conductor del podcast ‘Donor 9623’, citada por el diario británico ‘Daily Mail’.

La enfermedad

En 1999, Aggeles fue internado en una institución mental, en la que fue diagnosticado con el trastorno de esquizofrenia. Desde que estaba en bachillerato había experimentado posibles alucinaciones: “Escuchaba mi nombre repetido una y otra vez mientras intentaba conciliar el sueño”.

A pesar de esto, aún no acepta su padecimiento, alegando en la entrevista que tenía trastorno esquizofreniforme, condición que tiene síntomas similares, pero persiste por menos de seis meses.

Los documentos judiciales, citados por el medio británico, sostienen que sí padece trastorno esquizoafectivo.

La incursión en la donación de esperma

En el año 2000, comenzó a donar esperma, tras abandonar la universidad para dedicarse a la música. Tocaba la batería.

Un amigo le mostró un anuncio de un banco de esperma porque pensó que él sería un buen candidato. Además, necesitaba el dinero: “Fue una forma de proporcionar algo de estabilidad a mi vida”.

Ahí empezaron sus mentiras. Su perfil indicaba que tenía una licenciatura en neurociencia, una maestría en inteligencia artificial y estaba trabajando en su doctorado en ingeniería de neurociencia.

Preguntado sobre el padecimiento de esquizofrenia o trastorno bipolar, en un cuestionario en el que se preguntaba si él o algún pariente consanguíneo tenían alguna afección médica, Aggeles respondió que no era su caso.

Donaba hasta dos veces por semana, debido a la alta demanda basada en su falso extraordinario perfil.

Continuó donando hasta 2005, cuando fue arrestado y enjuiciado por un cargo de robo. Se declaró culpable y cumplió ocho meses en la cárcel.

La revelación

Al salir de prisión, Aggeles comenzó a donar en Xytex Corp, banco de esperma con sede en Georgia. Pero en 2014 se desató la tormenta: la compañía reveló por error el nombre y el correo electrónico de Aggeles a parte de las familias que habían utilizado su esperma.

Como es natural, investigaron y se dieron cuenta de toda la tramoya que había armado el hombre. La compañía fue demandada en múltiples ocasiones, pero él no fue judicializado por su falta, a pesar de que confesó todo en una comisaría.

Finalmente, desea que los niños que fueron fecundados por él tengan una vida “próspera y pacífica”. Además, le gustaría conocerlos: “Espero que las familias involucradas, y en particular los niños involucrados, puedan encontrar el perdón en sus corazones”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (0)