9 de noviembre de 2020 18:44

La sorprendente transformación de la mujer 'más obesa del mundo'

Mayra Rosales tiene 40 años y es de ascendencia mexicana. En su peor momento los doctores pronosticaron que si no bajaba de peso moriría a esa edad.  Fotos: Facebook Mayra Rosales/ Diario El Tiempo de Colombia

Mayra Rosales tiene 40 años y es de ascendencia mexicana. En su peor momento los doctores pronosticaron que si no bajaba de peso moriría a esa edad. Fotos: Facebook Mayra Rosales/ Diario El Tiempo de Colombia

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 1
Diario El Tiempo de Colombia

Por varios años, Mayra Rosales fue conocida como la mujer más obesa del mundo, alcanzando un peso crítico de 470 kilogramos.

Su historia se empezó a conocer a mediados de 2005, pero llegó a una cúspide mediática en 2008 cuando fue acusada de asesinar a su sobrino aplastándolo.

El nombre de Maya empezó a ser reconocido cuando apenas tenía 25 años, en 2005, según 'Infobae'. Dos años antes su peso se había salido de control.

Fue, en ese momento, que su vida empezó a desarrollarse cada vez más en la quietud de su sillón, el cual luego cambió por su cama.

Completamente inmovilizada, había desarrollado linfedema, una inflamación en las piernas a raíz de obstrucciones en el sistema linfático.

Su cotidianidad era tan compleja que su entonces esposo era el encargado de bañarla.

Esa parte de su historia se dio a conocer en el documental 'Half Ton Killer' (Asesina de media tonelada), estrenado en 2012 tras un seguimiento de su vida desde 2008.

En el documental, Rosales reveló que, cuando niña, era muy delgada, pero sus problemas alimenticios empezaron cuando vio a su padre con otra mujer, aunque también le da cierta responsabilidad a su metabolismo.

Sin embargo, los apartes de su vida están más documentados luego de que su sobrino muriera en extrañas circunstancias.

La investigación

En 2008, y con 28 años, Mayra vivía con Jaime, su hermana.

Un día Jaime dejó a su hijo al cuidado de Mayra. La versión que se conoció al principio fue que Mayra había aplastado accidentalmente al niño, asfixiándolo. Esta teoría fue sustentada por ella misma, por lo cual el juicio recibió la atención de todo Estados Unidos.

Sin embargo, la necropsia del menor salió a la luz evidenciando que la causa de la muerte había sido un golpe en la cabeza.

Meses después, Jaime reveló que ella había cometido el crimen y fue sentenciada a 15 años de cárcel.

El caso deterioró tanto la salud de Mayra que tuvo que ser hospitalizada por varios meses. Ese periodo de dificultades fue el que detonó su cambio extremo.

El cambio

Según reportó el tabloide inglés 'The Daily Mail', el año 2011 fue un momento de inflexión para Mayra. En ese momento reconoció que tenía un problema con la comida.

Desde ese año comenzó las cirugías que la ayudarían a perder peso. Hasta 2015, Mayra sumaba 11 procedimientos quirúrgicos, incluyendo una banda gástrica y cirugías de extracción de piel sobrante.

Después de la primera intervención, perdió 35 kilos en una semana. Los años siguientes siguió bajando aún más.

De acuerdo con el mismo medio inglés, a Mayra motivaba la idea de cuidar a los otros tres hijos de su hermana Jaime, quienes estaban bajo la custodia de la abuela de los pequeños.

En 2015 llegó a pesar 90 kilogramos. Ya se podía parar y cuidarse por sí misma."No soy diabética, no tengo colesterol alto ni tengo presión arterial alta", le contó ese año al canal 'ABC's Nightline'.

Desde entonces, su vida tuvo otro giro de 180 grados: en 2016 se volvió a casar, luego de divorciarse de su exmarido, en 2013; en septiembre de 2020 ella y su esposo se mudaron a Peñitas, Texas, según se lee en su cuenta personal de Facebook (Mayra de la Rosa).

Si bien se desconoce el peso exacto que tiene actualmente, se sabe que sigue intentando bajar más. Así lo dio a conocer en una entrevista con 'ABC 13', en octubre de 2019, durante una de sus últimas apariciones públicas.

“No hay que rendirse”, recomendó Mayra.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (4)
No (2)