30 de agosto de 2018 00:00

Ocho diabladas del Ecuador recorrerán el norte y sur de Quito

Diablos de varias comunidades se reunieron en Quito, en enero del 2017. Foto: Archivo/ EL COMERCIO.

Diablos de varias comunidades se reunieron en Quito, en enero del 2017. Foto: Archivo/ EL COMERCIO.

valore
Descrición
Indignado 8
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 10
Gabriel Flores
Redactor (I)
gflores@elcomercio.com

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Hoy y mañana (30-31 de agosto del 2018), 250 diablos de todo el país estarán en Quito para ser parte de la segunda edición del Encuentro Nacional Etnográfico organizado por la Casa de la Cultura Ecuatoriana (CCE), que incluye una serie de desfiles y un conversatorio.

Entre las diabladas que recorrerán las calles del sur y el norte de la ciudad están los diablos de hojalata de Riobamba; los diablos de Píllaro; los Mojigos de Juján; los diablos Aya Huma de Cayambe; los diablos de Alangasí; los diablos Huma Zapas de Imbabura; los diablos de Cantuña y la diablada de Esmeraldas.

Hoy hay dos desfiles. El primero parte, a las 13:00, desde la Concha Acústica de la Villaflora y llegará hasta la Tribuna del Sur, y el segundo parte a las 20:00 desde el Parque Gabriela Mistral y será hasta la CCE.

A las 17:00, en la Sala Demetrio Aguilera Malta de la CCE, hay un conversatorio donde representantes de los ocho grupos hablarán sobre lo que representa para ellos el diablo, uno de los personajes imprescindibles en las fiestas populares que se celebran en el país. De hecho, desde la llegada de los españoles ha sido venerado como símbolo de resistencia y rebeldía para unos, y como custodio de las manifestaciones religiosas para otros.

A criterio de Patricia Noriega, antropóloga y coordinadora del evento, la idea de realizar estos desfiles es que las personas que viven en la ciudad conozcan más sobre las expresiones culturales que son parte del patrimonio inmaterial del país y sobre el valor simbólico que tienen estas fiestas para las comunidades locales. “La idea -añade- es que estas fiestas sincretizadas que aparecieron como producto de la llegada de los españoles sean más valoradas y difundidas en el país”.

Cada diablada tiene su propia historia y aparece en una celebración específica. Por ejemplo, los diablos de hojalata de Riobamba bailan en los tradicionales pases del Niño Jesús, que se efectúan en diciembre, mientras llevan tapados su rostro con máscaras de lata de color rojo. También están los diablos de Alangasí, en el Valle de Los Chillos, que aparecen en Semana Santa, vestidos con máscaras, tridentes y mensajes positivos a la juventud.

Por su parte, los diablos huma o cabezas de diablo, que según la tradición aparecieron como un rechazo a la imposición católica, salen en junio durante la Fiesta del Sol o Inti Raymi y se toman, con danzas, la plaza principal y el atrio de la iglesia.

Después del desfile nocturno, las diabladas se reunirán en el Jardín de las Esculturas (la zona verde de la CCE que está frente al Hotel Tambo Real) para celebrar una fiesta de pueblo donde participarán todas las cofradías de diablos.

El viernes el desfile comenzará a la 13:00, en el Parque Gabriela Mistral y se dirigirá hasta la CCE. Todas las actividades son de acceso libre y para todo público.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (9)
No (4)