20 de febrero de 2020 16:09

Salen a la luz nuevos detalles sobre autopsia de Michael Jackson

El cantante norteamericano Michael Jackson falleció en junio del 2009 a causa de un paro cardíaco por una sobredosis de propofol, un poderoso anestésico. Foto: AFP

El cantante norteamericano Michael Jackson falleció en junio del 2009 a causa de un paro cardíaco por una sobredosis de propofol, un poderoso anestésico. Foto: AFP

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 37
Indiferente 9
Sorprendido 7
Contento 3
Redacción Elcomercio.com

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Antes de su muerte, en 2009, el cuerpo del cantante estadounidense Michael Jackson daba cuenta de su estado de salud. No solo estaba devastado por las cirugías estéticas que se realizó, sino que su organismo estaba vulnerado por el consumo de grandes cantidades de fármacos. Sin embargo, el informe de autopsia que se le practicó al artista tras su repentino fallecimiento profundiza las dolencias de Jackson, que dejó este mundo a los 50 años debido a un paro cardíaco por una sobredosis de propofol.

Según reportan los tabloides británicos The Sun y Mirror Online, la necropsia legal develó que el cantante tenía pastillas parcialmente disueltas en el estómago y sobrevivía con una ración de comida diaria. Sus extremidades, cadera y muslos tenían una serie de cicatrices de pinchazos de las inyecciones de analgésicos que su médico personal, Conrad Murray, le aplicaba a diario. El exgaleno fue declarado culpable de homicidio involuntario en el 2013 por administrar de forma errónea el propofol a Jackson.

Pero, además de las huellas de los medicamentos en su organismo, la autopsia reveló que la piel de cantante albergaba una serie de tatuajes. Por ejemplo, los labios de ‘Rey de Pop’, fueron tatuados de color rojo. Sus cejas, en cambio, eran tatuajes negros, incluso la parte delantera de su cuero cabelludo fue marcado de negro para que combine con la coloración oscura de su cabello.

Michael Jackson Foto: AFP

Según reveló la necropsia practicada al cuerpo de Michael Jackson, el artista sobrevivía con altas dosis de medicamentos y apenas una dosis de comida diaria.  Foto: AFP

Las rodillas de Jackson también demostraron el maltrato en su cuerpo, pues estaban magulladas. Y la parte superior de su espalda tenía cortes, cuyo origen no pudo ser determinado por médicos forenses.

Un dato ya conocido sobre el cantante era su padecimiento de vitiligo, una enfermedad de pigmentación de la piel confirmada por la necropsia que además ratificó que la vasta cabellera que ondeaba en cada uno de sus shows era una peluca pegada, pues Jackson era calvo.

Una fuente cercana al intérprete de Billie Jean, consultada por el tabloide The Sun, recordó que el cantante “era piel y hueso, se le había caído el pelo y no había estado comiendo más que pastillas cuando murió”.

De acuerdo con Mirror Online, Jackson comenzó a usar peluca y extensiones capilares después de sufrir quemaduras de segundo y tercer grado durante la filmación de un comercial para la marca Pepsi, en 1984.

Tras su muerte en el 2009, una serie de reportajes televisivos expusieron el entorno en el que falleció el ‘Rey de Pop’: medicamentos, agujas, poemas en las paredes y una muñeca de aspecto siniestro, similar a la ‘diabólica’ Annabelle.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (99)
No (78)