30 de diciembre de 2020 13:34

El relato de la deportista que, de medallista de gimnasia, se transformó en actriz de cine para adultos

Verona van de Leur se destacó como gimnasta hasta los 22, luego su vida atravesó por diversas dificultades. Foto: Instagram veronagymnast2

Verona van de Leur se destacó como gimnasta hasta los 22 años, luego su vida atravesó por diversas dificultades personales. Foto: Instagram veronagymnast2

valore
Descrición
Indignado 1
Triste 1
Indiferente 2
Sorprendido 5
Contento 6
Redacción Elcomercio.com

Verona van de Leur es una mujer holandesa insignia de la gimnasia olímpica de su país, que estuvo tan cerca de la gloria como de tocar fondo. La deportista decidió dar detalles de su vida en un libro autobiográfico.

En el texto relata cómo pasó de ser una exitosa gimnasta a involucrarse en el cine para adultos. Todo empezó con una lesión en 2008, cuando ella apenas tenía 22 años, que hizo que su carrera como deportista se viera afectada.

Desde los cinco años Van de Leur demostró talento para dar complicadas piruetas en el aire, por eso su familia la impulsó a que se convirtiera en una gran gimnasta. Sin embargo, la mujer le dijo a la cadena CNN que ese mundo siempre la mantuvo cansada por los viajes a diferentes lugares del planeta y sola, porque no tenía amigos.

Además, sus padres estaban más interesados en las regalías que podían obtener de la carrera de su hija que de cómo se estaba sintiendo ella. Por eso cuando sufrió la lesión, y con la mayoría de edad, la deportista encontró la excusa perfecta para alejarse de la gimnasia y tomar sus propias decisiones.


La deportista reunió a los medios de comunicación y dio a conocer que Verona van de Leur abandonaba la gimnasia indefinidamente, pero no contaba con que ese anuncio no sería del agrado de sus padres y hermanas.

Cuando volvió a casa e intentó abrir la puerta, se dio cuenta de que la llave no giraba, habían cambiado de chapa para que ella no ingrese. No entendía lo que estaba ocurriendo, así que hizo un par de llamadas y entendió que ya no era bienvenida en la vivienda de sus padres. "Ya no tenía nada", narra la mujer.


Esa noche recuerda que le tocó dormir en su vehículo, no regresó a su casa nunca más. Verona volvió a ver a sus padres en la Corte, en una batalla legal que empezó por el manejo que su padre hizo del dinero de la medallista olímpica. La joven lo demandó por sacar altas sumas de su cuenta sin su consentimiento.

La gimnasta asegura que todo el dinero que ganó de los patrocinadores, mientras se desempeñaba como deportista, se lo gastó su papá. "Se acabó todo. Lo único que hice fue conseguir justicia para ir a los tribunales".

En 2009, un Tribunal de La Haya ordenó al progenitor de Van de Leur pagar USD 1 471 como reparación, permitir que ingrese a la casa para sacar sus pertenencias y cerrar un sitio web en el que usaban el nombre de la gimnasta.

"Supe que lo perdí todo, el dinero se recupera, pero no a los padres", le dijo la mujer a CNN. Luego del juicio, la deportista continúo atravesando dificultades económicas muy serias.

Ya lejos del podio y las tarima deportivas no tenía ningún ingreso y conseguir dinero para alimentarse era su prioridad. En 2011, fue a parar a la cárcel por chantajear a una pareja, con la que mantenía una relación extramatrimonial.


La medallista fue acusada de extorsión y estuvo 72 días en prisión. Según Van de Leur, estar encerrada le sirvió para reflexionar sobre su vida y comprender que actuó mal. Al salir de la cárcel, las opciones de trabajo eran limitadas y la industria del cine pornográfico se le presentó.

Fue así que reinventó su profesión. La deportista empezó como modelo de web cam y según recuerda, "fue un gran contrato para poder construir algo, comenzar mi negocio. Estaba comenzando como modelo de cámara web. No había contacto físico, así que la pantalla de la computadora estaba bien. Por supuesto que no estaba acostumbrada a mostrarme desnuda".

El cine para adultos le ofreció un nuevo comienzo, luego de la web cam empezó a hacer videos porno con su novio, con quien lleva 13 años de relación. "Guardé en mi mente que es mi vida y que tan solo lo veía como un trabajo".

Las reacciones en Holanda sobre su cambio de carrera estuvieron divididas, pero a ella no le importó lo que se decía, solo quería retomar su vida y dejar de vivir en la calle. En ese momento también recordó que luego de quedarse sin padres, sin casa, sin comida y sin dinero pensó en quitarse la vida y saltar a los rieles del tren.

Van de Leur reconoce que tocó fondo, pero de involucrarse en el cine para adultos no se arrepiente. Y mientras su vida iba enrumbándose nuevamente, en 2019 fue contratada como analista de los medios holandeses para el Campeonato Mundial de gimnasia de Stuttgart.

La mujer reconoce que le habría gustado ser más inteligente cuando su carrera en la gimnasia comenzó a despegar. Sin embargo, considera que todo por lo que pasó le dio fuerza para enfrentar la vida y disfrutar de cada momento.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (10)
No (9)