8 de agosto de 2020 00:00

La demanda de pijamas subió en el aislamiento

Ahora que la gente pasa más tiempo en casa, busca prendas de dormir para también usarlas en el día.

Ahora que la gente pasa más tiempo en casa, busca prendas de dormir para también usarlas en el día. Foto: Cortesía Charlie & Charlie

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Ana Cristina Alvarado
Redactora (I)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

A partir de la cuarentena la venta de pijamas se incrementó hasta tres veces, de acuerdo con las marcas ecuatorianas Agape, Aloma Basics, Charlie & Charlie y Almaluna. En EE.UU., la analista de mercados Adobe Analytics encontró que el aumento fue del 143% en abril del 2020.

“La gente buscaba ropa cómoda para quedarse en casa. No había esa opción a domicilio, entonces creamos la marca y el servicio”, cuenta Ana Ponce, quien lanzó la marca Ágape hace tres meses, tras cerrar Provenza, su ‘showroom’ de vestidos y accesorios de novias. Este nuevo emprendimiento ofrece tres gamas de prendas para dormir: atractivos, maternales y clásicas.

La primera gama es ideal para la playa o para la noche de bodas. La línea de pijamas maternales ofrece comodidad para dar de lactar. Además, el pantalón no aprieta el vientre. Las clásicas son conjuntos de camisa y pantalón. Los productos son confeccionados con materiales como seda y algodón, y pueden personalizarse por un monto adicional.

Aloma Basics nació hace un año de la mano de la abogada Emilia Arteta. “Ahora me dedico de cabeza al emprendimiento porque las pijamas se volvieron un producto de mucha necesidad”, relata. En abril la marca experimentó un incremento de ventas del 40%, que se mantuvo hasta mediados de julio.

Aloma Basics
confecciona prendas básicas, pero con un giro para sintonizarse con las tendencias. Pijamas a rayas, sets de camiseta y short, conjuntos de buzo y pantalón, son parte de su oferta. Además, en cada colección se lanzan productos diferentes. En la anterior, por ejemplo, ofertó diademas. En la próxima, que estará lista en las siguientes semanas, habrá suéteres tipo ‘crop top’.

Charlie & Charlie es la marca de las hermanas Grace y Gissela Quevedo. Ambas son ingenieras comerciales, pero su familia es productora textil, por lo que decidieron emprender hace un año y medio en esta área que conocen desde niñas.

“Buscábamos pijamas bonitas y no encontrábamos algo que nos guste, entonces decidimos crear este producto”, dice Grace. La firma confecciona conjuntos de algodón y de seda para toda la familia.

Las hermanas se mantuvieron en cuarentena completa hasta abril, cuando retomaron sus actividades. En mayo tuvieron un incremento de ventas del 260%, con relación al mismo mes del 2019, y en los meses siguientes también experimentaron mejores ventas.

Almaluna, una firma creada por Constanza Rivas y Consuelo Solano, elabora desde hace dos años una línea de pijamas de algodón y otra de seda. Los patrones son cómodos y los acabados elegantes. Las camisas tienen botones, lo que las convierten en ideales para la lactancia. En junio la marca lanzó una nueva línea, los ‘comfy sets’. “Es una fusión de pijama y ropa deportiva para estar el día en casa”, dice Rivas.

En esta época, la demanda de pijamas subió un 300%, con relación a años anteriores, dice Solano. Además, cuenta que a partir de la pandemia, emprendedoras compran la ropa de Almaluna al por mayor para venderla en otras ciudades.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)