Comisión que investiga ‘Pandora Papers’ …
Presidencia adjudicó contrato de publicidad por USD 848 916
Yunda y 13 procesados por peculado dieron sus prueba…
Chimborazo registra un incremento del 5% en siniestr…
Moradora narra cómo fue la explosión en una gasoline…
Ciudadanos reportan explosión en San Bartolo, sur de Quito
López Obrador dice que los videojuegos promueven la …
Alerta por erupción explosiva del volcán Aso en Japón

La tableta de un niño explotó en su cama mientras dormía

La tableta que un pequeño niño británico cargó en su cama explotó mientras el dormía. Foto: captura de pantalla

La tableta que un pequeño niño británico cargó en su cama explotó mientras el dormía. Foto: captura de pantalla

La tableta que un pequeño niño británico cargó en su cama explotó mientras el dormía. Foto: captura de pantalla

Callum Hewkin, un niño británico, siente miedo cuando observa el agujero negro en su cama. Él no imaginaba que cargar su tableta en ella causaría que el dispositivo se queme y explote mientras dormía el jueves 20 de junio del 2019. Ahora, sus padres alertan sobre el peligroso episodio que vivió su hijo con el dispositivo digital que, según afirmaron fuentes policiales al periódico The Daily Mail, pudo haber tenido un final fatal.

Stewart y Amy Hewkin, padres de Callum, relataron a The Daily Mail que su hijo los despertó la mañana de ese jueves porque pensó que la tableta se había pegado a la cama. El pequeño estaba asustado, por lo que corrieron hacia la habitación.

Cuando ingresaron al cuarto, vieron una ola de humo y se alertaron: el dispositivo estaba a punto de incendiarse. La pareja indicó que el hueco penetró el colchón y estaba sobre los soportes metálicos. Callum les dijo que su intención era poder ver un programa en cama, pero se quedó dormido con el aparato que estaba cargándose al lado de su cabeza durante nueve horas.

Amy, madre de Callum, gritó cuando vio la escena y llamó a Emergencias.

Stewart y Amy no sabían que el pequeño había llevado la tableta a su cuarto porque la familia tiene una regla estricta: el uso de dispositivos eléctricos está prohibido en la noche. La pareja sí percibió un olor a plástico en la noche. Sin embargo, los padres atribuyeron el extraño aroma a una fábrica aledaña a su hogar.

Cuando los bomberos llegaron, neutralizaron el cuarto de Callum y les advirtieron a sus padres que si el dispositivo permanecía en la cama otros diez minutos, se habría generado un incendio.

“Sentimos que tuvimos suerte. La vida de Callum pudo haber estado en peligro”, dice Stewart. Ahora, comentó el padre, comparten su experiencia con otras familias para que se aseguren de que los más pequeños del hogar no lleven sus dispositivos a la cama.

Suplementos digitales