Hospitales registran aumento de pacientes covid en Guayaquil
Ecuador mantiene un bajo nivel de dominio del idioma inglés
Seis municipios destinarán recursos para combatir el crimen
¿Sabía que el arroz con menestra de Ecuador usa lent…
Modelos con discapacidad participarán en pasarela inclusiva
Caso Basílica: ¿Quito conoce los derechos de las per…
Víctor Figueroa, a sus 38 años, es un ejemplo para l…
Esta es la agenda de Fiestas de Quito para el 27 de …

Subastan por USD 25 000 un perro que esperó siete años a su dueño

El dueño del shiba inu de 8 años lo dejó abandonado en un centro de adiestramiento a finales del 2014. Foto: Weibo

Un perro abandonado por su dueño en un centro de adiestramiento de mascotas de Pekín hace siete años se vendió por más de 160 000 yuanes (USD 25 000) en una subasta después de que se volviera viral, informó este 4 de noviembre del 2021 el diario hongkonés South China Morning Post.

El dueño de Deng Deng, nombre de este shiba inu de 8 años, lo dejó en el citado centro a finales de 2014, y dejó pagado un año de cuotas, pero pasado ese tiempo no regresó para recogerlo, y tampoco lo hizo cuando, años después, un tribunal le obligó a acudir y a abonar las cantidades adeudadas a quienes lo habían estado cuidando.

Así pues, la Justicia acabó por ordenar en 2018 la subasta del can, que finalmente comenzó el 3 de noviembre con un precio inicial de 500 yuanes (USD 78) y que se prolongó cinco horas más de lo previsto debido al gran interés que suscitó, atrayendo a unos 480 postores y a más de 100 000 personas que siguieron su emisión en directo a través de internet.

Deng Deng se volvió viral después de que sus cuidadores le abriesen una cuenta en Weibo, el equivalente chino de Twitter, en la que escribieron en su nombre: “He estado esperando siete años a mi dueño. Era un perrito pequeño y ahora he crecido y ya soy adulto. Me siento solo, y quiero encontrar una casa”.

“Me gusta comer, estoy sano y soy obediente. Hay alguien bondadoso que quiera ser mi nuevo dueño?”, agregaba el mensaje.

Aunque en un principio lo que llamó la atención de los internautas chinos es que se subastase bajo la categoría de “bienes muebles” -que se suele utilizar, por ejemplo, para coches-, muchos acabaron rindiéndose a los encantos de Deng Deng.

La noticia de su venta acumula ya casi 2 millones de visitas en Weibo, con reacciones como “Ojalá que sea muy feliz, y que su nuevo dueño le quiera mucho”.

Suplementos digitales