Ecuador se prepara para asumir la presidencia pro te…
108 810 dosis de Pfizer llegaron al país este martes…
Secretaría de Movilidad analizará reparos de Quito H…
9,5% de la población objetivo está inmunizado con do…
Los fusiles chinos ya fueron usados este 22 de junio…
¿Hay vacunas contra covid-19 más recomendadas que otras?
Nacionalidades indígenas de Pastaza realizaron march…
EL COMERCIO te explica cómo funcionan los centros un…

Retiran abejas que se alimentaban de lágrimas del ojo de una mujer

Una mujer acudió al médico por molestias en el ojo. Los doctores descubrieron que el dolor era causado por cuatro abejas que se alimentaban de sus lágrimas. Foto: Pexels.

Una mujer acudió al médico por molestias en el ojo. Los doctores descubrieron que el dolor era causado por cuatro abejas que se alimentaban de sus lágrimas. Foto: Pexels.

Una mujer acudió al médico por molestias en el ojo. Los doctores descubrieron que el dolor era causado por cuatro abejas que se alimentaban de sus lágrimas. Foto: Pexels.

Una mujer acudió al Hospital Universitario Fooyin en Taiwan tras sentir hinchazón y un fuerte dolor en su ojo izquierdo. Al examinarla, los doctores se encontraron con cuatro diminutas abejas que vivían en el interior de su parpado izquierdo y se alimentaban de las lágrimas de la paciente. Así lo dio a conocer este 10 de abril del 2019 la cadena CNN.

Hong Chi Ting, jefe del departamento de oftalmología, dijo que al examinar a la mujer vio unos diminutos insectos que puso bajo el microscopio. “Miré y vi algo negro que parecía una pata de insecto“, según recoge el testimonio BBC Mundo.

“Agarré la pierna y muy lentamente saqué una abeja. Luego vi otra, y otra y otra. Las abejas estaban intactas y todas estaban vivas“. Afortunadamente, ella asistió al hospital, porque de lo contrario Hong aseguró que “hubiera tenido que sacarle el ojo para salvar su vida”.

Los expertos determinaron que se trataba de abejas sudoríparas, que anidan cerca de tumbas y en árboles caídos. Los insectos miden entre cuatro y 10 milímetros de largo y se sienten atraídos por la sudoración humana.

Estas abejas se alimentan de néctar y polen, pero beben lágrimas de las personas, debido a su alto contenido proteínico, según la Sociedad Entomológica de Kansas. 

La mujer de 29 años cree que las abejas llegaron a su ojo cuando visitó la tumba de un familiar y arrancó malezas para la limpieza. Lo habría hecho en el marco de la festividad Qingming que tuvo lugar el pasado 5 de abril del 2019. Durante este día festivo, cuyas costumbres se asemejan a las del día de los difuntos, los ciudadanos chinos ofrecen alimentos a sus fallecidos, rezan por ellos y limpian sus tumbas. 

El doctor Hong explicó que las abejas no pudieron segregar veneno, gracias a que la mujer evitó frotarse los ojos porque llevaba lentes de contacto, por lo que. Según el médico, si este hubiera sido el caso, la mujer  “podría haberse quedado ciega”, señaló Hong.