Vacunómetro se presentará el domingo 20 de junio del…
Una estrategia para combatir la desnutrición infanti…
Menos casos positivos de covid-19 registra el Ecuado…
Víctima de inseguridad en Quito: ‘Apuntó a mi esposo…
Los fusiles chinos no se usarán para disparar, dice …
España estudia opciones a la exigencia de visado a e…
Concejales de Quito critican a la Secretaria del Con…
Banco Mundial rechaza petición de ayuda de El Salvad…

En un hotel de Japón, los recepcionistas son robots dinosaurios

El primer hotel Henn na, que abrió en el 2015, fue reconocido por el récord  Guinness  como el primer hotel del mundo gestionado por robots. Foto: AFP.

El primer hotel Henn na, que abrió en el 2015, fue reconocido por el récord Guinness como el primer hotel del mundo gestionado por robots. Foto: AFP.

El primer hotel Henn na, que abrió en el 2015, fue reconocido por el récord Guinness como el primer hotel del mundo gestionado por robots. Foto: AFP.

En este hotel de los suburbios de Tokio, el ambiente es a primera vista extrañamente tranquilo. No hay nadie en recepción, pero cuando el visitante se acerca es acogido por una voz grave y metálica.

Dos dinosaurios, que parecen salidos del Parque Jurásico, tocados con un quepí de mozo de equipajes, surgen de pronto, alertados por un detector de movimientos, e invitan al cliente a registrarse en una pantalla táctil.

La interacción es muy limitada y el objetivo es sobre todo lúdico en este establecimiento, oportunamente llamado Henn na, literalmente raro, donde los peces del acuario son también robots, o más bien pequeños artefactos articulados cubiertos de lucecitas intermitentes.

“No queremos un hotel que sea simplemente para dormir, queremos divertir ” asegura el gerente Yukio Nagai.

Ubicado en la prefectura de Chiba, cerca de Tokyo Disneyland, por unos USD  130 la noche el hotel atrae a numerosas familias con niños, en busca de diversión incluso tras el cierre del parque.

El primer hotel Henn na, reconocido por el récord Guinness como el primer hotel del mundo gestionado por robots, abrió en 2015 al lado de un parque de atracciones de Nagasaki, en el sudoeste de Japón.

Hasta este viernes (31 de agosto del 2018) ya hay ocho, todos administrados por la agencia de viajes HIS, que prevé abrir próximamente otros cinco.