85 niños y adolescentes, a la espera de sus trasplantes
Talleres en parques de Quito, una opción al aire lib…
Ney Farías, hace 21 años lleva una prótesis y nada la frena
35 jóvenes emprenden con enfoque de conservación ambiental
Documentales a la carta para disfrutar en este verano
Un presupuesto millonario para mejorar las cárceles …
La política para el agua y el saneamiento se modifica
Bolivia suma 67 feminicidios este 2021, uno de los p…

Un perro reclama más de USD 450 a KLM por el retraso de un vuelo a Ámsterdam

Imagen referencial. La pasajera aseguró que los defectos técnicos retrasaron seis horas el despegue y precisó que su mascota casi falleció por el largo tiempo en que estuvo expuesto al sol dentro de la aeronave. Foto: Wikimedia

Imagen referencial. La pasajera aseguró que los defectos técnicos retrasaron seis horas el despegue y precisó que su mascota casi falleció por el largo tiempo en que estuvo expuesto al sol dentro de la aeronave. Foto: Wikimedia

Imagen referencial. La pasajera aseguró que los defectos técnicos retrasaron seis horas el despegue y precisó que su mascota casi falleció por el largo tiempo en que estuvo expuesto al sol dentro de la aeronave. Foto: Wikimedia

Un perro y su dueña han presentado dos reclamaciones separadas en las que exigen a la aerolínea holandesa KLM una compensación de 400 euros (USD 470) para cada uno por el retraso en un vuelo entre Tel Aviv (Israel) y Ámsterdam, informó este 4 de agosto del 2017 el portal de noticias neerlandés DutchNews.

De acuerdo con el diario local De Telegraaf, se trata de la primera vez en la que un can realiza una petición de ese tipo a una compañía aérea.

La pasajera aseguró que los defectos técnicos retrasaron seis horas el despegue y precisó que su mascota, Tony, casi falleció por el largo tiempo en que estuvo expuesto al sol dentro de la aeronave.

Solo tras realizar una llamada urgente al personal de tierra, el perro fue puesto a la sombra, precisó el especialista en retrasos de aviones Victor Loonstein, de la empresa Claim4U Amsterdam, encargada del caso.

Añadió que el animal sufrió “más que un pasajero humano” y no descartó llevar el caso ante los tribunales.

En cuanto a KLM, se negó a comentar la reclamación hasta que fuera presentada de forma oficial. “Tomamos muy en serio todos los casos, incluso este”, se limitó a afirmar una portavoz de la compañía.