Vuelve a cerrar la polémica escultura neoyorquina Ve…
Alcaldes de la provincia de El Oro piden al Gobierno…
Las playas de Manabí esperan por los turistas con me…
La vacunación de estudiantes de colegios se inició e…
Así están las playas esmeraldeñas para vacacionar en…
Alerta en Centroamérica y México por brote de peste …
Jueza ordena detener a un hombre por matar a golpes …
El Salvador podría crecer hasta en un 12% este 2021 …

Pareja extrae esperma de su hijo fallecido para tener un nieto

Esta pareja británica, que pidió el anonimato, mantuvo a su hijo congelado para realizar el procedimiento.

Esta pareja británica, que pidió el anonimato, mantuvo a su hijo congelado para realizar el procedimiento.

Imagen referencial. Esta pareja británica, que pidió el anonimato, mantuvo a su hijo congelado para realizar el procedimiento. Foto: Pixabay

Un joven falleció en un accidente de tránsito, en Reino Unido, y sus padres decidieron extraer su esperma para tener un nieto. El hecho generó controversia en ese país porque la pareja realizó ese acto sin haber tenido el consentimiento de su hijo antes de su fallecimiento.

Esta pareja británica, que pidió el anonimato, mantuvo a su hijo congelado para realizar el procedimiento. En Reino Unido, tener un hijo mediante un vientre de alquiler es ilegal, por eso lo hicieron en Estados Unidos.

Una clínica estadounidense, especialista en estas intervenciones, permitió que los abuelos decidan el sexo de su nieto. David Smotrich, doctor encargado, declaró que desconocía que los padres no contaban con la autorización de su hijo para realizar la gestación, sin embargo dijo que “fue un honor poderles ayudar en una situación tan trágica”.

Para elegir al vientre de alquiler, la pareja exigió que la candidata debiera tener un alto nivel de estudios, una buena apariencia física y un alto nivel intelectual.

En el proceso se crearon cuatro embriones para que el matrimonio pudiera elegir uno. El costo del alquiler del vientre y la intervención médica oscila entre USD 78 000 y USD 130 000.

“No estoy aquí para juzgar quién debería ser un padre”, declaró el doctor. “En este caso, por lo que me dijeron los padres, su hijo deseaba absolutamente tener hijos”, agregó.