Brechas laborales persisten en el país
Asesinato de Efraín Ruales, sin sentenciados luego d…
Entre 40% y 50% de las vías de la capital necesita u…
Fiscal pide 12 años de prisión para Kenji Fujimori
En marzo Ecuador concretará el acuerdo comercial con México
Grupo antivacunas irrumpe en un hospital
Mujer no embarazada obtiene un amparo para acceder al aborto
ANT no incrementará costos de sus servicios en este año

El momento en que una manada de chitas persigue a una familia de turistas

Imagen referencial. Una familia de turistas vivieron un momento de angustia al ser perseguidos por una manada de chitas mientras visitaban un parque safari en Holanda. Foto: Pixabay

Imagen referencial. Una familia de turistas vivieron un momento de angustia al ser perseguidos por una manada de chitas mientras visitaban un parque safari en Holanda. Foto: Pixabay

Imagen referencial. Las chitas son una clase de felino considerado el más veloz de la tierra. Foto: Pixabay

Los carteles no dejan lugar a dudas. “Está prohibido salir de los vehículos”, dicen en todos los idiomas posibles. Sin embargo, a una familia francesa le pareció que no había necesidad de respetarlos. Evidentemente, consideraron que la manada de chitas que tenían ante sí era totalmente inofensiva.

Los turistas que iban detrás de los franceses en el parque Safari Beekse Bergen, ubicado en el sur de Holanda, no podían creer lo que veían. Con un celular grabaron toda la secuencia, gritando con angustia al percibir que una tragedia era inminente.

El aterrador encuentro entre los animales y la familia se produjo cuando los padres y sus tres hijos se alejaron varios metros de su auto para subir a una colina. Por detrás, los chitas se les acercaron hasta quedar a escasos metros de distancia.

El padre y el hijo más grande se dieron cuenta a tiempo y corriendo hasta el vehículo antes de la llegada de las fieras, que rodearon a los otros tres.

Cuando se dio cuenta de lo que pasaba, la madre alzó a su hijo más pequeño y trató de espantar con la mano a los chitas, mientras se aproximaba a su auto.

Increíblemente, más allá de algunas amenazas, los chitas decidieron no atacar. Toda la familia logró salir ilesa del parque, aunque probablemente nunca olviden el susto que pasaron.

Suplementos digitales