Dos personas fallecen en explosión de vehículo en Pallatanga
Se retoman los contraflujos desde este 1 de julio en Quito
En 15 días se podrá conocer quién operará el Metro d…
¡Por fin!
Gobierno tiene 90 días para resolver temas pendiente…
Ocho grupos estuvieron detrás de las manifestaciones…
Alto riesgo país complica más la recuperación del Ecuador
Santiago Guarderas: ‘Han pasado 18 días en los…

Cerebelo en miniatura fue descubierto en el ovario de una adolescente

El tejido fue descubierto durante una cirugía rutinaria de extracción de apéndice en el Centro Médico Shiga en Japón. Foto referencial: Free Great Picture

El tejido fue descubierto durante una cirugía rutinaria de extracción de apéndice en el Centro Médico Shiga en Japón. Foto referencial: Free Great Picture

El tejido fue descubierto durante una cirugía rutinaria de extracción de apéndice en el Centro Médico Shiga en Japón. Foto referencial: Free Great Picture

Durante una cirugía rutinaria para la extracción de un apéndice, médicos del Centro Médico Shiga en la ciudad japonesa de Moriyama hicieron un hallazgo poco común en uno de los ovarios de una adolescente de 16 años.

Los cirujanos encontraron un tumor de alrededor de 10 centímetros. Una vez que los médicos, liderados por el doctor Masayuki Shintaku, lograron extirparlo, se encontraron con una nueva sorpresa.

Dentro del tejido se hallaba una aglomeración de grasa y pelo enmarañado y una estructura de tres centímetros parecida a un cerebro humano, cubierta por una fina capa de hueso craneal.

Análisis posteriores revelaron que el tejido encontrado en el ovario de la joven correspondía a un cerebelo en miniatura. El cerebelo usualmente se ubica por debajo de los dos hemisferios cerebrales.

Una masa ubicada a un lado del tumor se asemejaba a un tronco encefálico, una estructura que une al cerebro con la espina dorsal. El hallazgo fue publicado por los médicos en el journal académico Neuropathology.

La estructura cerebral hallada por los médicos japoneses creció de tal manera que inclusive detectaron impulsos eléctricos que eran transmitidos entre las neuronas del tejido, como ocurre normalmente en un cerebro completamente desarrollado.

Alrededor del 20% de los tumores ováricos presentan rastros de tejidos foráneos, según publica la revista New Scientist.

Este fenómeno es conocido como teratoma, proveniente del prefijo griego “teras” que significa monstruo. Por lo general, este tipo de tumores son benignos.

Pese a que en este caso particular la adolescente no presentaba síntomas, en algunos casos los teratomas pueden ocasionar desórdenes neurológicos en los pacientes afectados, como cambios de personalidad, paranoia, convulsiones y pérdida de memoria.

Esto se debe a que el sistema inmune identifica los tejidos foráneos y entra en acción contra las células invasoras. En este caso, las células cerebrales del paciente también son afectadas, debido a que tienen la misma estructura y en consecuencia se produce una inflamación cerebral.