La hospitalidad sedujo a extranjeros para vivir en Canoa
Clientes de Uber siguen pagando IVA de la factura to…
La cuenta de viáticos en la Asamblea pasó de USD 9 6…
A 25% de niños le falta recibir vacunas regulares
401 siniestros de tránsito en la Mariscal Sucre y Si…
Fiscal tiene la ruta de pagos ilegales de hermanos Celi
Un terremoto de magnitud 5.9 sacude el sureste de Australia
Joven cayó en una alcantarilla y quedó inconsciente …

Bebé prematuro que se recuperó del covid-19 en Perú despierta esperanzas

Aunque el bebé logró superar el coronavirus y ahora tiene un peso de 930 gramos, todavía necesita apoyo respiratorio.

Aunque el bebé logró superar el coronavirus y ahora tiene un peso de 930 gramos, todavía necesita apoyo respiratorio.

Aunque el bebé logró superar el coronavirus y ahora tiene un peso de 930 gramos, todavía necesita apoyo respiratorio. Foto: http://noticias.essalud.gob.pe/

Jorgito es un bebé que nació como portador de covid-19 el pasado 15 de junio de 2020. Con un peso de apenas 580 gramos al nacer y después de pasar alrededor de un mes en la unidad de cuidados intensivos neonatal del Hospital Edgardo Rebagliati de Lima, el recién nacido y su madre se han recuperado por completo de las secuelas del virus

Así lo anunció el Seguro Social del Perú el pasado viernes 17 de julio de 2020 a través de un boletín. Al igual que el pequeño Jorge, su madre se recuperó en el área de Emergencia Ginecológica del mismo hospital. 

El embarazo de Lissy, de 27 años, debió ser interrumpido antes de los seis meses de gestación (a sus 23 semanas) debido a una preeclampsia severa y síndrome de Hellp, a raíz de su contagio por covid-19. 

Aunque el bebé logró superar el coronavirus y ahora tiene un peso de 930 gramos, todavía necesita apoyo respiratorio. Sin embargo, el equipo médico que cuida de él confía en que su condición continúe mejorando. 

“Llegamos al hospital, trasferidos desde Cañete y como siempre lo digo, Dios nos mandó a un lugar donde recibimos ayuda, apoyo de ángeles humanos que han logrado que mi bebé esté con vida. Los pronósticos no eran alentadores pero hoy por hoy llegamos al mes y estamos acá dando duro a la batalla junto con los doctores. Para mi bebé son su segunda familia, porque él para ellos es un hijo más. Me da mucha seguridad que lo cuiden. Me voy tranquila y feliz de verlo luego de 30 días y de saber que está en buenas manos”, dijo la madre del bebé. 

“Es el bebé más pequeñito nacido de una mamá con diagnóstico positivo al covid-19 y el más pequeñito que haya recibido nuestra Unidad”, dijo la doctora Marilú Pachas del Servicio de UCI-Neonatal. 

Suplementos digitales