Pico y placa en Quito: Restricciones para este jueve…
La constitucionalidad de derogatoria de la reforma t…
El polvo de los escombros sigue afectando a Cocotog
Estos temas marcaron la jornada noticiosa de este 30…
Joselyn S., única detenida por el caso María Belén B…
180 000 aves se sacrificarán como parte del protocol…
Dos fallecidos y 30 desaparecidos por deslizamiento …
Colombia permite licencia de adopción para parejas h…

Violencia y virulencia no son sinónimos

La Fundación del Español Urgente (Fundéu BBVA) recuerda que el término ‘violencia’ significa que tiene mucha fuerza o intensidad, mientras que ‘virulento’ se aplica a enfermedades malignas e intensas, por lo que no es adecuado emplearlos indistintamente.

Sin embargo, no es raro que se emplee ‘virulento’ y ‘virulencia’ con los sentidos que tienen ‘violento’ y ‘violencia’, respectivamente, como en las siguientes frases: “Los incendios no podrán ser controlados en las próximas 24 horas debido a la virulencia de las llamas”, “Un virulento incendio forestal obliga a evacuar a 300 personas”.

Según señala el diccionario Clave, no es adecuado emplear ‘virulento’ como sinónimo de ‘violento’, por lo que se recomienda reemplazarla por esta última palabra o por otras que también puedan resultar apropiadas, como ‘voraz’, ‘devastador’, ‘arrasador’...; por idénticas razones, se desaconseja usar la palabra ‘virulencia’ en lugar de ‘violencia’, ‘intensidad’ o ‘fuerza’.

El término ‘virulencia’ también significa dicho del estilo, de un escrito o de un discurso: ardiente, sañudo, ponzoñoso o mordaz en sumo grado; por tanto, sí son apropiadas frases como ‘Escribió un ensayo sobre la virulencia de un microorganismo’, ‘Es una enfermedad contagiosa y virulenta’ .

La Fundación del Español Urgente (www.fundeu.es) tiene por objetivo el buen uso del español en los medios de comunicación y cuenta con la colaboración, entre otros, del Instituto Cervantes, la Fundación San Millán, Red Eléctrica de España...