20 de July de 2012 00:01

Rosy Revelo: Todo en la vida es eros y naturaleza

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 3

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Rosy Revelo explora un espacio complejo y sutil: lo erótico desde la visión femenina.

Incansable buscadora de la alquimia técnica y de visiones cálidas y sugerentes, Revelo cuelga 36 cuadros de pequeño, mediano y gran formatos en los salones de la Alianza Francesa (Eloy Alfaro N 32-468 y Bélgica).

Revelo tiene una vasta trayectoria artística –desde comienzos de los noventa ha presentado 20 exposiciones individuales en el país y en el extranjero-. Asume, como punto de partida, una cosmovisión plástica en la cual confluyen el ancestro, la naturaleza y el eros.

Justamente estas tres facetas se muestran en igual número de salas acogedoras de la Alianza.

A Revelo le proponemos un recorrido para descifrar su nueva obra, trabajada en los últimos cinco años, en su casa del Pinar Alto, rodeada de la cegadora luz quiteña que pinta la ciudad.

Lleva un elegante vestido negro y una pulsera roja, sus colores preferidos, aquellos que se conjugan en los cuadros para concederles contraste y fuerza. Es alegre y vital. Ha leído buena literatura y la obra de sus referentes: Torres García, a quien descubrió en Madrid a mediados de los noventa y se acercó a la geografía infinita del cuerpo; a Picasso y la fuerza de su erotismo en la serie de los minotauros; a Chagall y sus amantes azules que vuelan; a la sutileza de las parejas de Klimt y a la intensidad del eros en volumen que significan las esculturas de Rodin.

Comenzamos por la temática denominada Eros. Este espacio es sacro y lúdico. Invita al juego de los sentidos. A la maravilla de sentirse vivos en las comunión de los cuerpos y de las almas, ya que para Revelo lo erótico no es solo la unión sexual, trasciende a lo cósmico y espiritual.

Tras mirar a las parejas en el gozo del amor, la pintora dice que es una composición a veces atrevida, a veces sugerente, “pero trabajada con un profundo respeto al ser humano, a su integridad, a la vivencia de la pareja”.

¿Por qué Eros-iones? “Erosión es una palabra polisémica que significa tantas cosas, el eros igual.

Yo pensé que el eros al ser amor, atracción y fertilidad se complementa con el ión, que quiere decir el que va. Los dos vocablos vienen del griego y significan, Es el que va al amor”.

Pasamos a la Naturaleza y aquí los colores estallan en árboles rojos, amarillos, terracotas, líneas negras; ha fijado una pátina de petróleo que da espesor a la floresta.

Los árboles se bifurcan en hojas grandes y chicas, amarillas (el símbolo de la alegría), naranjas y ocres. El árbol es el símbolo más palpable de la existencia.

Por ahí, un nevado de blanca luz de nieve rompe lo vegetal, al igual que un paisaje minimalista de la Costa: apenas unas líneas para demarcar una canoa fijada en un mar plata y la arena café.

En la serie Ancestros dominan las Venus de Valdivia, fértiles y sensuales.

El amarillo, el rojo y el negro se conjugan. Unos ojos misteriosos y profundos, acaso miran desde su pasado de 6 000 años. La crítica argentina Sonia Kraemer, Ph.D, dice: “Símbolos perpetuos y relevantes a todas las cosmovisones aparecen en las obras, como el árbol de la vida, la fecundidad y lo femenino, los dioses del pasado”.

Al acercarse a los cuadros se descubre la original alquimia a la que Revelo le apostó: la base son planchas de aluminio, desechadas de imprentas grandes y chicas. Experimentó con pintura para autos, llamada poliuretano (en la base). “Opté por esta técnica, cuando pinté uno de los quindes en las calles de Quito; igual los toros, entonces vino el hallazgo, la revelación, tenía que buscar una pintura que durase, en la plancha de aluminio, tanto como el amor, fue la que se utiliza en los autos”.

Hoja de vida
Rosy Revelo  
Su experiencia.   Nació en San Antonio de Ibarra.  Se graduó en la Facultad de Artes de la U. Central. Tiene 50 exposiciones colectivas aquí y en el extranjero. Premios en bienales. Doctorado en Estética, Valores y Cultura. U. del País Vasco.  
Su punto de vista. Para mí, todo en la vida es eros, naturaleza y ancestro.

Trazos

Su muestra ‘Espacios habitados’ (2007)  fue aplaudida por el público y la crítica. El escritor Rodrigo Villacís dijo: (las figuras) siguen moviéndose entre manchas de colores fuertes, compuestas con esa seguridad que da la experiencia.

La crítica Sonia Kraemer  opina que  el lenguaje visual es poderoso, cargado de pinceladas informalistas y un colorismo vivo donde predominan los rojos, un color iniciático asociado a la vida y a la muerte, color del fuego y la sangre, de la libido y del corazón, el color matricial por excelencia.

En la serie ‘Festivo’ (2006) explora las fiesta popular con cálidos tonos. Allí están  la procesión, la minga, el albazo...


Tags
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)