Seis municipios destinarán recursos contra el crimen
El acceso al bono de orfandad es un viacrucis
Ecuador mantiene un bajo nivel de dominio del idioma inglés
Temporada de ofertas arranca con más horas de compras
Víctor Figueroa, a sus 38 años, es un ejemplo para l…
Esta es la agenda de Fiestas de Quito para el 27 de …
Paula Fulton: ‘El teatro nace con el otro, con el grupo’
82% de reos no asisten a programas educativos

Un postre afrodisíaco de la pluma de Isabel Allende

En su libro 'Afrodita. Cuentos, recetas y otros afrodisíacos', Isabel Allende combina buena gastronomía, literatura y erotismo. Foto: AFP/ wikicommons

En su libro 'Afrodita. Cuentos, recetas y otros afrodisíacos', Isabel Allende combina buena gastronomía, literatura y erotismo. Foto: AFP/ wikicommons

Una mágica conjunción. Eso es lo que pasa cuando la literatura y la gastronomía se juntan, cuando los escritores experimentan con los sabores y las sazones.

Producto del amor que los maestros de la pluma profesan por el mundo de la cocina hay, plasmadas en sus obras y en la memoria colectiva, referencias que dejan al lector con un voraz apetito.

Algunos -como Mark Twain e Isabel Allende– no se conformaron con plasmar, escondidas entre las historias narradas en sus obras, recetas o reseñas gastronómicas y publicaron libros enteros, como homenajes, al maravilloso territorio culinario.

Para recordar esas ocasiones en las que los escritores se han puesto en los zapatos de un chef, presentamos una serie con entregas semanales, que recogen los más relevantes vínculos entre las letras y la comida.

La serie se inaugura con la escritora chilena Isabel Allende, quien ‘aterrizó’ su afición por la cocina en ‘Afrodita. Cuentos, recetas y otros afrodisíacos’.

Este proyecto se originó cuando Allende soñó que se lanzaba en una piscina llena de arroz con leche y a semana seguida la quimera involucró a Antonio Banderas envuelto en una tortilla mexicana y cubierto de guacamole.

Así, el libro nació para mitigar los sueños de comida que se volvían recurrentes y también como una especie de terapia para afrontar la reciente muerte de su hija Paula, como cuenta la autora en la introducción de la singular obra.

Con Afrodita, Allende llega inclusive más lejos que cualquier otro colega, al añadir abundantes dosis de erotismo entre las páginas. De esta manera no solo combina gastronomía y literatura, sino que explora la vibrante relación entre sexualidad y comida.

El libro según el blog literario Walking Around se divide en dos partes, la primera es “un verdadero tratado sobre los alimentos bebidas y especias en relación con el erotismo y la sensualidad”. Y la segunda expone de manera detallada y sencilla recetas afrodisíacas ordenadas según su tipo (entradas, sopas, postres, etc.).

La obra de Allende contiene además ilustraciones a color de Robert Shekter y reproducciones de pinturas que van a tono con los toques de humor e ironía que la autora entremezcla en los textos.

Como invitación para ‘probar’ las delicias culinarias de Afrodita presentamos a continuación una de las recetas incluidas en el libro.

Mouse de Chocolate (Mousse Au Chocolat)

Es el postre afrodisíaco por excelencia, de rigor en los buenos restaurantes y una invitación formal al amor.

Ingredientes:

170 g. de chocolate amargo

3 cucharadas de café fuerte

2 huevos, yemas y claras batidas separadas

½ taza de crema espesa

1 cucharada de licor de naranjas

Unas gotas de vainilla

Preparación:

Disuelva a fuego suave el chocolate en el café. Agregue las yemas, revuelva y cocine por dos minutos. Retire, deje enfriar y agregue las claras, la crema, la vainilla y el licor. Ponga a helar en copas que puede decorar a su gusto.

Suplementos digitales