Incendio en vivienda y siniestro vial en Pastaza dej…
Centros comerciales de Quito registran fuerte movimi…
Muere alias 'El Pirata', jefe de grupo delictivo del…
EE.UU. autoriza a Chevron a reanudar sus operaciones…
Gobierno y oposición venezolana firman acuerdo para …
Guayaquil registra animada jornada de compras por Bl…
Actividad de volcán Cotopaxi se mantiene; autoridade…
Una fiesta de colores en el Desfile de la Confratern…

La pasión deportiva convertida en libro

La pasión deportiva convertida en libro

La pasión deportiva convertida en libro

La literatura y el deporte han vivido enfrascados en una inquebrantable batalla. Desde el británico Rudyard Kipling, quien se burló de aquellos que jugaban al fútbol, hasta Jorge Luis Borges con su lapidaria crítica estética, son ejemplos que han incrementado la barrera que separa a este acto recreativo del severo intelectualismo. Claro que hay excepciones.

‘La Vida Está en Los Rebotes’ de Juan Jacobo Velasco (Guayaquil, 1972) es un compilado de relatos que acercan al lector hacia las historias y anécdotas que rodean a ese mundo varias veces olvidado por los grandes artistas de la palabra.

A través de seis capítulos, el autor ecuatoriano dilucida historias curiosas y opiniones personales acerca de jugadores famosos, hitos legendarios y anécdotas que convergen entre una realidad y una ficción. Las historias son cortas y toma poco tiempo encantarse con el estilo simple y preciso del autor guayaquileño.

Tal como lo hicieran el escritor Eduardo Galeano y el cronista Juan Villoro, el autor centra su atención en fútbol, sin descartar al resto de disciplinas. Lionel Messi, Andrés Gómez, ‘Pep’ Guardiola y Michael Jordan son algunos de los personajes que aparecen los episodios narrados por el ecuatoriano.

El autor, dedicado a las ciencias políticas y de profesión de economista, nunca olvidará a aquel himno de primaria que lo hizo enamorarse del deporte.

Eso lo resalta en el prólogo inicial, de esta obra publicada por Editorial El Conejo; es una forma de homenajear a aquel pasatiempo que lo hace emocionar cada fin de semana.

Aquellas personas fanáticas del deporte podrán disfrutar con esta lectura rápida, corta y sencilla. Los que no gusten de goles, clavadas y grandes atletas pueden intentarlo y quizás acercarse un poco a aquellas disciplinas que Borges y Kipling despreciaban.