El Imbabura inspiró a dos ambientalistas a cuidarlo
Subsidio al Trole y Ecovía se mantendrá pese al alza
Militares están más presentes en 23 urbes de la Cost…
César Córdova, exsecretario del Cpccs, fue designado…
Del otro lado del parabrisas sienten crisis y exclusión
Mujer fue sentenciada a 7 años de prisión por estafa…
Maduro retó a los presidentes de Uruguay y Paraguay …
Conaie pide diálogo con Lasso el 1 de octubre y amen…

El mundo de hoy, o el sueño de un escritor del pasado

Archivo particular

Archivo particular

Levadura y algas procesadas como alimento; llamadas en las que se podrá ver a las personas; autos voladores; y, sorpresivamente, la expansión de una enfermedad llamada aburrimiento y que amenaza con terminar con la vida de miles de personas. Estos elementos, entre otros, forman parte de ‘Visita a la Feria ­Mundial de 2014’, un artículo de Isaac Asimov que fue publicado en agosto de 1964, en The New York Times.

50 años más tarde, el texto de Asimov sorprende por la exactitud de algunos de sus pasajes. El vaticinio de la explosión demográfica, por ejemplo, despeja toda duda en torno a cuán real puede llegar a ser un narrador de ciencia ficción.

El avance tecnológico fue uno de los temas que permitió a Asimov imaginarse la conquista de nuevos planetas o hablar acerca de los viajes interestelares. En ‘Visita a la Feria Mundial del 2014’ no renuncia a esto. En esta publicación él habla de cómo los nuevos aparatos electrónicos carecen de cables para alimentarse de energía; o sobre los hogares subterráneos, casas que forman parte de grandes colonias que buscan un estilo de vida poco convencional.

La informática es, sin duda, una de las preocupaciones educativas del Asimov de 1964. Para él, el desarrollo de las computadoras se verá acompañado de un incremento en la capacidad de los niños para resolver problemas informáticos.

Estas son algunas de las innovaciones de lo que en algún momento fue el mundo del futuro, y hoy no son más que elementos habituales de la cotidianidad.

Suplementos digitales