9 de August de 2012 09:54

Megaexposición de Oswaldo Guayasamín en Brasilia

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Una enorme exposición del artista ecuatoriano Oswaldo Guayasamín, retratista de la opresión y el sufrimiento fallecido en 1999, se inaugura este viernes en Brasilia, acercando a través de la cultura a Brasil y Ecuador, que tuvieron diferencias en los últimos años.

Oswaldo Guayasamín vivió un momento estelar en Brasil hace más de medio siglo, al ser premiado en la Bienal de Sao Paulo de 1957.

Pasó algunos meses en el país, pintó un retrato del presidente Juscelino Kubitschek -recuperado para esta exposición- y se hizo amigo del arquitecto Oscar Niemeyer, que construía la futurista capital del país, explica a la AFP su hijo Pablo Guayasamín.

Para el pintor, Brasil era un continente maravilloso, pero con contradicciones como la violencia, especialmente contra los niños, dice Pablo Guayasamín, que preside la Fundación del mismo nombre, mientras revisa cada detalle del evento.

Más de 350 obras integran la gran exposición “ Guayasamín, continente mestizo ” en el Museo Nacional de Brasilia, que estará abierta al público hasta el 14 de octubre.

La retrospectiva recoge representativos cuadros, como “ Lágrimas de Sangre ” , retrato de huesudas manos con dedos como edificios que cubren un rostro del que apenas se avistan unos sufrientes y horrorizados ojos que lloran sangre, un homenaje de 1973 a los chilenos Salvador Allende, Pablo Neruda y Víctor Jara.

Antes de llegar a Sao Paulo, Guayasamín ganó el gran premio de la bienal Hispanoamericana en Barcelona a mediados de los '50. Y por haber viajado a España durante la dictadura de Francisco Franco, Pablo Picasso no quiso recibirlo, explica su hijo.

Pero Guayasamín no cejó en denunciar dictadores y opresiones.

En la exposición de Brasilia están presentes sus calavéricas y sufrientes figuras de torturados y oprimidos, aunque no resignados, en América Latina y el mundo entero, como los hombres ante la muerte de la serie La Espera, que alude a los campos de concertación de la II Guerra Mundial.

Se les contraponen retratos sobrados en carnes y horror de Franco, Duvalier, y un Pinochet con cara y colmillos rebosantes de sangre.

En la exposición, la mayor de Guayasamín en Brasil, hay también litografías y serigrafías en alegres colores de su serie La Ternura y los paisajes de Quito incrustados entre volcanes, en formas casi geométricas que muestran todo el poder a la naturaleza.

Tras 10 días de montajes en la gran nave del museo, Pablo Guayasamín está satisfecho con el resultado. “ Sí creo que acercar a Brasil y Ecuador es una de las razones de esta exposición (...) En este momento que está atravesando la humanidad, la cohesión de un continente es muy importante ” , asegura.

Las relaciones entre Brasil y Ecuador se resintieron en 2008 por la decisión del gobierno ecuatoriano de expulsar a la constructora brasileña Odebrecht, acusándola de ocasionar perjuicios al país por fallas en una obra. Desde entonces, ambos países han ido restableciendo proyectos e inversiones.

“ La cultura y la educación son los cimientos de la aproximación de los pueblos ” , dijo el canciller brasileño Antonio Patriota, durante una visita en abril de su par ecuatoriano, Ricardo Patiño, en la que fue anunciada la exposición. La presidenta Dilma Rousseff aún no ha visitado Ecuador.

Fallecido en 1999, a los 79 años, Guayasamín tiene grandes murales en la sede de la Unesco en París, el aeropuerto de Barajas en Madrid, el Parlamento Latinoamericano en Sao Paulo y el Congreso en Quito.

Otra gran exposición del artista será en Cádiz, para conmemorar el bicentenario de la primera Constitución española de 1812.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)