1 de August de 2012 00:01

Los logotipos se refrescan pero sin perder su esencia

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Los logotipos, cada cierto tiempo, también necesitan ir a la peluquería, renovar su imagen, refrescarla.

Sin embargo, según el diseñador Jaime Nuñez, la esencia del gráfico que identifica a una empresa debe mantenerse.

“El cambio que ejecute de su logo no puede ser tan drástico. El logotipo es la carta de presentación de una compañía, la cara que genera confianza”, añade Nuñez, de 36 años y propietario hace 15 de Nuñez del Arcos Estudio.

Este guayaquileño expuso, desde el 16 de julio hasta el último domingo, 100 logotipos de empresas locales fabricados por 30 diseñadores ecuatorianos y extranjeros residentes en el país.

Entre esos se encontraba el logo del Banco del Pacífico, creado en 1972 por el alemán Peter Musfeldt. Este gráfico tiene las tres letras principales de la entidad financiera (B, D, P) unidas como un puño. A finales de los 90, el tradicional logo se modernizó a formato 3D. En el 2005, se introdujeron ligeras sombras en el fondo y más contraste en el color. Sin embargo, las tres letras unidas tan distintivas de esta marca bancaria se han mantenido a lo largo de sus 40 años de existencia.

“De la misma manera como las empresas incorporan nuevos productos y servicios, el logo debe cambiar a la par pero siempre manteniendo su esencia”, coincide Musfeldt, de 74 años y quien reside en el país hace 50.

El logo de Ecuavisa también fue creado por Musfeldt, en 1974. El arte del alemán combina las letras “e” y “v”. A lo largo de 38 años, Ecuavisa ha mantenido esa naturaleza del logo, variando únicamente el color (pasó de tener tres colores a uno solo: rojo) y a añadirle un círculo que lo englobe. Según Nuñez, la necesidad de mantener la esencia corresponde a la necesidad de transmitir credibilidad y estabilidad, el capital de cualquier organización.

Mussfeldt también fabricó los logos de la Cervecería Nacional, del Consorcio Nobis, del Museo Antropológico y de Arte Contemporáneo, entre otros. Todos estos trabajos constaron en la muestra.

El de Consorcio Nobis, empresa de Isabel Noboa Pontón, fue realizado hace 14 años. Hace poco lo que se le realizó fue un cambio de tipografía: pasó de una tipo Bodonia a una Futura. Sin embargo, el círculo que encierra a la ‘N’, y que representa la bonanza de la empresa, se mantiene intacto.

Nuñez explica que en el caso de la industria musical, la historia cambia. “Las bandas de música están obligadas a cambiar su imagen drásticamente. Varían su vestuario, sus equipos y radicalmente su logo también”.

Can Can, una banda quiteña de rock, en los últimos 10 años ha cambiado por seis ocasiones su logotipo. El último diseño consta en la exposición y fue fabricado el año pasado por Nuñez. Se trata de una clara parodia al célebre logotipo de la cadena multinacional de televisión CNN. Utiliza la misma tipografía y los mismos colores, pero utilizando el nombre de la agrupación.

Fue realizado a propósito del lanzamiento del disco ‘Caos’ (2011) en el que se critica los comportamientos de la sociedad.

Otros trabajos que fueron parte de la exposición pertenecen a Latinbrand. Entre esos logos se encuentran los del Distrito Metropolitano de Quito y el del aeropuerto de Quito.

Para ambos logos, según Sandro Giorgi Prado (gerente general de Latinbrand), se usó una tipografía Swiss Nueve Veintiuno que se alarga hacia arriba como para simbolizar los 2 800 metros sobre los que se halla la capital de la República. Están pintados con el azul y rojo típicos de la ciudad.

“A Quito no se le quita ni el nombre ni sus colores”, dice Giorgi.

Latinbrand también rediseñó hace cinco años el logo del Teatro Nacional Sucre, que consta en la muestra. “Se mantuvo la esencia del logotipo: el teatro que tiene como fachada desde hace 126 años. Simplemente se simplificaron algunas sombras”, explica Giorgi.

Nuñez considera que pese a que las nuevas tendencias dictaminan que los logos ahora tengan más perspectiva y que sean en 3D, jamás deben olvidar su principal objetivo: ser claros , simples y memorables. Deben perdurar.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)