5 de July de 2012 00:03

Un libro que se mide por su belleza y su investigación

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

El proyecto del libro apareció con una pregunta que, en su momento (2003), no halló respuesta concreta. Nueve años después y tras un proceso meticuloso de investigación y registro, ante la cuestión de ¿porqué no existe un libro sobre la pintura colonial en Quito?, se puede contestar con ‘El arte de la pintura en Quito colonial’.

La publicación lleva las firmas de Judy de Bustamante, en la organización, y de Susan Stratton-Pruitt, en la edición. A ellas se suman lo nombres de varios especialistas e historiadores del arte que se abren a análisis y reflexiones sobre las 231pinturas que se compendian en este catálogo.

[[OBJECT]]

El libro adquiere un valor trascendental para la historia del arte y para el conocimiento sobre las expresiones quiteñas del periodo colonial. Lo hace por las piezas que muestra en sus páginas (magistralmente, merced a los soportes tecnológicos para la fotografía y la impresión). También por lo que revelan los textos que acompañan a cada una de las imágenes; textos que destacan el valor funcional (objetos de culto) y estético (estilos y técnicas).

Dentro de las pinturas incluidas se hallan cuadros no exhibidos ni fotografiados con anterioridad. En las páginas se despliegan piezas pertenecientes a colecciones públicas y privadas, esas imágenes han sido reproducidas con maestría por la lente de Judy de Bustamante, Christoph Hirtz, J. Pablo Merchán y Lalo Calle.

La escasa información y documentación disponible para identificar las piezas y a sus autores fue un factor que impulsó la edición del libro en formato catálogo, pues así se ofrece una mirada sobre un grupo de obras, se pueden trazar cronologías y tocar otros factores como estilos, proveniencia o patronazgo. Cada entrada del catálogo se abre a los contextos histórico sociales de la Colonia, a las relaciones sobre modelos estéticos y a postulados sobre los artistas y sus motivos.

‘El arte de la pintura en Quito colonial’, como buen libro, abre nuevas preguntas, nuevas puertas para la investigación. Ahí también radica su valor.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)