Murió Kirstie Alley, actriz de 'Cheers', a causa del cáncer
Asamblea posesiona a Gina Aguilar como suplente para…
El concierto de Anuel AA en Quito será el 6 de diciembre
Explotación sexual de migrantes venezolanos es con webcams
Consejos para protegerse de infecciones respiratoria…
¿Cómo evitar el sobreendeudamiento por las fiestas n…
Pugna Asamblea-Consejo de Participación se agudiza c…
Aeropuerto de Manta fue entregado por el Gobierno

Una jueza penal definirá el futuro de la CCE mañana

En la Policía Judicial en Quito. Raúl Pérez Torres sale de la audiencia en la sala 22 de lo Penal.

En la Policía Judicial en Quito. Raúl Pérez Torres sale de la audiencia en la sala 22 de lo Penal.

Era cuanto menos engorroso. Artistas, escritores, gestores culturales, trabajadores de la Casa de la Cultura Ecuatoriana (CCE) llenaron el Juzgado de Garantías Penales y Delitos Penales, ubicado en la Policía Judicial de Quito.

No se trataba de apoyar a un artista que se encontrara detenido y mucho menos al hombre de tez morena que caminaba esposado y custodiado por los uniformados. Allí todos esperaban que la jueza Paulina Sarzosa se pronunciara a favor de la acción de protección y medida cautelar que presentó el escritor quiteño y candidato a la Presidencia de la CCE, Raúl Pérez Torres.

Quien sabe si Benjamín Carrión, el hombre que fundó‘La Casa’ como remedio al dolor que sufría el país luego de la firma del Protocolo de Río de Janeiro (1942), imaginaría que ese sería el lugar en donde se dirima un conflicto de intereses en la elección del presidente del tradicional ente rector de la cultura y las artes ecuatorianas.

Pérez Torres recurrió a sus relatos para explicar el momento que vive la CCE: “Te puedo hablar de un personaje en que se duele mucho porque su gran amor por una mujer terminó en una comisaría municipal. Toda esa esperanza y sensibilidad de Benjamín Carrión está terminando en una comisaría por culpa de una ambición y una codicia que ya no es parte de mi vida”.

En la pequeña y repleta sala, Sarzosa debió pedir constantemente a los asistentes que apagaran sus celulares. Apenas se podía escuchar los argumentos de los abogados de Pérez Torres y de la CCE (Carlos Eduardo Pérez y Javier Guzmán, respectivamente). Y si todos esperaban que se pronunciara a favor de Pérez Torres, la jueza anunció que recién lo hará mañana antes del mediodía.

“La Ley Orgánica de la Función Judicial dice que todos los pronunciamientos de los jueces y juezas de Garantías Penales deberán estar realmente motivados para no afectar los intereses de las partes y más aún ahora que estamos hablando de derechos vulnerados”, dijo Sarzosa.

La jueza no conformó a muchos. No demoró el grito de “abajo los corruptos; fuera los corruptos de la Casa”.

Marco Antonio Rodríguez, parte enfrentada a Pérez Torres, no estuvo en la audiencia de ayer. Más bien abandonaba la Presidencia de la CCE, que ocupó durante dos periodos.